"De Argentina para el mundo..."

A poco de ganar las elecciones por el 54%, sugerí que debíamos Ver venir la administración de la presidente.

Lamentablemente, somos muchos los ciudadanos (no habitantes) quienes notamos que estamos y vamos mal…

¿Hacia dónde nos dirige la presidente de todos los argentinos…?

El pueblo quiere saber

...
Ver venir


Caricatura de Alfredo Sabat

martes, 17 de enero de 2017

Esto es información (Parte IV)

El 19/12/2001se producen los saqueos.
La ciudadanía salió a las calles en todo el país (CACEROLAZO)

A las 22:41 horas del 19 de diciembre De la Rúa anunció el estado de sitio por cadena nacional.
El cacerolazo duró hasta entrada la madrugada del día siguiente.
La represión del mediodía fue inéditamente brutal.
Mientras la Plaza de Mayo era un campo de batalla, De la Rúa pronunció a las 4 de la tarde un discurso por televisión, en donde convocó a la "unidad nacional" ofreciendo al justicialismo 
a cogobernar.
Pero la respuesta negativa no se hizo esperar.

En su carta de renuncia, el presidente justificó su decisión diciendo:
"Mi mensaje de hoy para asegurar la gobernabilidad y constituir un gobierno de unidad fue rechazado por líderes parlamentarios.
Confío que mi decisión contribuirá a la paz social y a la continuidad institucional de la República".
Debido a que el vicepresidente Carlos Álvarez había renunciado en 2000, y en virtud de la Ley de Acefalía del poder ejecutivo, la sucesión presidencial recayó en el presidente provisional del Senado, Ramón Puerta.
Éste cumplió el mandato de convocar dentro de las 48 horas a la Asamblea Legislativa para elegir qué funcionario público habría de desempeñar la Presidencia hasta que un nuevo presidente sea electo.
Reunida el 23 de diciembre de 2001, la Asamblea Legislativa eligió al puntano Adolfo Rodríguez Saá.

La presidencia de Rodríguez Saa duró sólo siete días.
Durante ese periodo proclamó la suspensión de pagos de la deuda externa con los acreedores privados, lo cual nunca llegó a concretar.
Seguidamente, anunció la entrada en circulación de una nueva moneda no convertible, llamada «argentino» (que nunca vio la luz), con la cual financiaría planes de vivienda y daría más de 100 000 subsidios, así como un aumento a jubilados y estatales.

En la semana de Navidad de 2001 se hizo fuerte el rumor de que Rodríguez Saá pretendía permanecer en el gobierno hasta completar el mandato de Fernando de la Rúa (diciembre de 2003), lo cual le quitó definitivamente el respaldo de varios gobernadores peronistas que tenían aspiraciones presidenciales (Duhalde el primero)  entre ellos José Manuel de la Sota de Córdoba, Carlos Ruckauf de Buenos Aires y Néstor Kirchner de Santa Cruz.

Restado el respaldo por la interna partidaria, el Adolfo se asustó y viajó a San Luis para presentar su renuncia.
Ante ésta, la sucesión recayó en el presidente de la Cámara de Diputados, el duhaldista bonaerense Eduardo Camaño (hermano de Graciela) quien durante las 48 horas de su paso por la presidencia nombró una treintena de vecinos de Quilmes en la Biblioteca del Congreso Nacional.
Este, de acuerdo a la Ley 20.972, convocó a la Asamblea legislativa, y llevó a cabo la transición de un par de días.
...

Y Eduardo Duhalde había logrado su ambición:
Ser presidente de la Argentina sin que lo hubiera votado la ciudadanía.

Fue “ungido” presidente por los 272 legisladores (de todos los partidos)

No hay comentarios: