"De Argentina para el mundo..."



Caricatura de Alfredo Sabat

viernes, 16 de noviembre de 2018

17 de Noviembre…

“…Día de la Militancia…"

Después de 17 años de exilio forzado, el General Juan Domingo Perón volvía al país un 17 de noviembre de 1972.
En conmemoración, ese mismo día se celebra el “Día de la Militancia”.
Esta fecha invita a los peronistas a ofrecer un reconocimiento especial a todos los “militantes” que luchan con verdadero entusiasmo por un ideal partidario.
Seguramente siguiendo ese lineamiento la militancia es entregarse cabalmente a una causa política.
A un sueño o ideal.
Que tendría que ser la esencia de cualquier integrante de un partido político.
Aquellos que dejaron todo, sin pedir nada a cambio.
Que defendieron el sueño de una patria justa, libre, soberana e independiente.
Arturo Martin Jauretche decía en ese sentido que “No es posible quedarse a contemplar el ombligo de ayer y no ver el cordón umbilical que aparece a medida que todos los días nace una nueva Argentina a través de los jóvenes”.
Pero también habría que preguntarse si la militancia implica una disciplina sin límites como pareciera entender actualmente jóvenes enrolados o vinculados estrechamente con el poder que hoy nos gobierna.
Lo digo desde un concepto general entendiendo la disciplina, en cuanto se refiere a distintas actividades, que es un concepto que puede prestarse a equívocos.
Disciplina, que por una parte, es doctrina, escuela, teoría, especialmente en lo que concierne a cuestiones morales, y, por otra, disciplina es observancia de las leyes y ordenamientos de una profesión, de una actividad, y se aplica en especial a la milicia.
De modo que en un ámbito puede interpretarse que disciplina es el fiel acatamiento a lo ordenado por un superior, y en otro terreno puede verse a la disciplina como consciente adhesión a principios, banderas y programas que se sostienen.
Cuando en política se habla de “disciplina partidaria” se ha de interpretar que se alude a la fidelidad que el militante de un partido debe guardar hacia los fundamentos partidarios, ya que los partidos ofrecen proyectos a los cuales sumarnos, no subordinaciones a acatar.
Los partidos son un modo de aunar voluntades, no un mecanismo para suprimirlas ni reemplazarlas por ciegas sumisiones.
Los que hemos ocupad cargos públicos como resultado de unos comicios en los que fuimos sostenidos por un partido, debemos respeto y fidelidad a los ciudadanos que nos votaron.
Entonces podría interpretarse como una deslealtad que abandonemos los principios partidarios y nos sumemos a otros con los que no nos comprometimos ante nuestros electores.
También se nos ha votado -en alguna medida- conociendo nuestros antecedentes, nuestra conducta, nuestra manera de obrar, de modo que la ciudadanía tendría razón en reclamarnos disciplina si cambiáramos nuestros procederes.
Pero no habiendo prometido al electorado que actuaríamos como resortes mecánicos, obedientes, dóciles, sin poner de nosotros mismos nada más que el sometimiento a la autoridad partidaria, mal puede pedírsenos esa sumisión en nombre de la disciplina.
El partido puede imponerles a sus afiliados mandatos concordantes con los principios generales que el partido sustenta, no directivas ajenas a las opiniones partidarias, y menos si son caprichosas, sin fundamentos lógicos.

La disciplina partidaria no puede ponerse por encima de la lógica, de la moral, del acatamiento a la Constitución y a las leyes ni a las sanas formas de convivencia.
Los políticos, en momentos difíciles por el descrédito en que ha caído esta actividad de la que se resaltan nuestras faltas y caídas, debemos esforzarnos en mostrar a la ciudadanía que no somos sumisos instrumentos de una organización, sino ciudadanos que esforzadamente asumimos una tarea indispensable que - bien desempeñada - puede redundar en bien de todos.
Por eso mi homenaje y congratulación a los militantes que acatando los principios generales del partido, no se someten a los caprichos de algunos iluminados como si fueran resortes atornillados obedientes y dóciles.
Acatando cualquier mandato partidario aunque sea contrario a la lógica y a la moral.
A los principios éticos y a la ley.

Dr. Jorge B. Lobo Aragon
jorgeloboaragon@gmail.com
#tucuman
#argentina
#diadelamilitancia

jueves, 15 de noviembre de 2018

. . ESCRIBIR …

Por: Jorge Bernabé Lobo Aragón 

La naturaleza nos ha dado voz y la patria un idioma.
Tenemos un natural derecho a usarlo para comunicarnos.
Al derecho a hablar y escribir los medios mecánicos de la prensa lo multiplican, pero no le varían su esencia.
Por eso el derecho a emitir ideas por la prensa es el de ejercer un Don de la naturaleza.  
Por eso el derecho a emitir ideas por la prensa es el de ejercer un Don de la naturaleza.
Todos los días cada vez que golpeteo sobre las teclas de mi computadora recuerdo al “Santo de la amabilidad”, para que observe siempre mis  garabatos con un rostro sereno, una sonrisa leve y no me castigue con la excomunión.                                                                                                                      Me refiero al “Santo Patrono San Francisco de Sales”  Doctor de la Iglesia.
                                                          
Su doctrina y sus enseñanzas son caminos seguros.                                                              
Pero además es necesario recordar que un 26 de enero de 1923, Pío XI lo declaró Patrono de los periodistas y de los escritores.                                                                                                             Sí… y está bien es un orgullo que los periodistas y los escritores tengan un patrón.
No para que los que nos  jactemos de escribir y nos alabemos de qué Santo indulgente tenemos.          Sino para que un virtuoso y elegido  como el  Doctor,  nos inspire en nuestro trabajo.
                                     
Que el  Beato nos conceda la palabra y el escrito  claro, inteligible, sencillo.                                         Que sea la publicación comprendida y apreciada por la generalidad de la gente.                                    Que nos otorgue la capacidad de exponer la verdad con tanta claridad como para convencer hasta a los enemigos de ella.
Si…como él convencía de la fe verdadera a acérrimos enemigos.                                             
Que además nos recuerde que nuestra herramienta de trabajo es el idioma, al que debemos  emplear con cariño y con el mayor de los respetos.
Que siempre  tratemos de  escribir con apego y ternura como todo trabajador trata a su herramienta.                                                                                                                                            El difundir y expresar ideas, opiniones o sensaciones no es de nuestra propiedad sino que somos precarios tenedores.
Mucho lo hemos heredado de nuestros padres y abuelos.                                                           
Debemos legarlo también a nuestros nietos. nietos                                                                                  Tratando de enriquecerlo, con las palabras necesarias para nombrar los hechos, objetos y circunstancias que los antecesores no conocieron.                                                                                    Sin bastardearlo por nuestra ignorancia, por nuestra pereza de pensar, por nuestra incuria.                                
¡San Francisco de Sales, milagroso convencedor  de herejes!                                                                  ¡Danos fuerzas para que nos  resistamos a adoptar el lenguaje de la burocracia.                                     Para que cuando debamos poner un sustantivo no pongamos un adjetivo.                                               Para que no desfiguremos las palabras por aparentar cultura.                                                                              
Para que adoptemos los neologismos útiles y para que rechacemos con energía los neologismos insulsos!
Gracias Patrono y perdón por mis escritos.

miércoles, 14 de noviembre de 2018

lunes, 12 de noviembre de 2018

OTRA "LEY" PARA DESINTEGRAR LA PATRIA


La diputada por la Coalición Cívica y la Tercera Sección Electoral de la Provincia de Buenos Aires Maricel Etchecoin Moro, es una de esas conciencias progres que CAMBIEMOS ha metido en la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires para castigo de sus votantes y la ciudadanía toda.
Tarea en la que desde hace rato los cambiemitas bonaerenses se han demostrado funcionales al kirchnerismo, que es decir a la izquierda comunista (aunque muchos ilusos vayan por ahí creyendo que los comunistas ya no existen).
En ese recinto infame donde repetir la mentira de los 30.000 desaparecidos se hizo obligatorio por ley, propone ahora la diputada Etchecoin perpetrar un negocio textil haciendo pasar trapos por banderas, para confundir a niños en edad escolar agraviando sentimientos cívicos y patrióticos.
Integrante de cuatro comisiones: Salud, Educación, Presupuesto e Impuestos y Políticas Sociales, la diputada da fe de su extremo progresismo al proponer: "Dispóngase el izado de la bandera de la Diversidad Sexual y de Género junto a la bandera de la Nación Argentina a modo de concientización respecto de la diversidad sexual y de género el 17 de mayo de cada año".

Esa ceremonia "deberá llevarse a cabo en:
Casa de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Ministerios, Honorables Cámaras de Senadores y de Diputados, y demás reparticiones públicas provinciales, al tiempo que en todas las instituciones educativas de gestión estatal y/o privadas en sus distintos niveles".
Obsérvese que llama "honorables" a las cámaras que hicieron ley la mentira y convirtieron la legislatura en un recinto infame.

La diputada Maricel Etchecoin iza el trapo del "orgullo LGTBI", en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires.

Como el disparate de obligar al izado, en pie de igualdad con la Bandera Nacional de un trapo de facción al que responden sectores violentos, como colectivos feministas a favor del aborto indiscriminado (feminazis), que atentan contra personas e instituciones (demostrando niveles de intolerancia y odio inaceptables en una República), el mismo proyecto busca salvar sus apariencias adoctrinantes con esta supuesta excepción:
"Las instituciones educativas de gestión privada confesionales tendrán el derecho de reservarse la decisión respecto de esta normativa en respeto de sus principios religiosos y/o morales".
Pero sólo para remarcar luego que "Se insta a los distintos municipios y concejos deliberantes de toda la provincia de Buenos Aires a ajustarse y cumplir con esta normativa".

Como integrante de la Comisión de Presupuesto e Impuestos, sabe muy bien la diputada Etchecoin que no es momento de preocuparse por ejercer la austeridad republicana, ni racionalizar el gasto, porque la mínima carga impositiva es apenas una caricia sobre los hombros de los contribuyentes; algo que nos envidia todo el mundo. Fue electa, además, por la Tercera Sección Electoral, que reúne distritos privilegiados que históricamente nadan en la abundancia (y literalmente en temporada de lluvias), como La Matanza y Florencio Varela. Entonces, ya que gozamos tiempos de próspera bonanza en los que las arcas del Estado Bonaerense se encuentran tan colmadas de dinero como satisfechas todas las prioridades que anteceden en necesidad a la "concientización respecto de la diversidad sexual", proyecta que: "Los gastos que demande el cumplimiento de la presente Ley será incluido en las partidas presupuestarias correspondientes".

Ironías la margen, para entender el módico costo económico de la iniciativa, téngase presente que solamente los establecimientos educativos aludidos por el proyecto son unos 16.000 en toda la Provincia…
Y no quiero sumar las demás reparticiones afectadas para no amargarme a más de la cuenta con la comprobación de un Estado tan sobredimensionado como ineficiente.

Si el articulado del proyecto es un mamarracho, los fundamentos son todavía peores.
CAMBIEMOS nos vuelve a demostrar que es KONTINUEMOS al buscar profundizar con este proyecto la avanzada de la ideología de género que significó en 2013, durante el régimen kirchnerista, la sanción de la Ley 14:522, según la cual:
"Encomiéndase al Poder Ejecutivo provincial a realizar compañas de difusión y sensibilización en todas las reparticiones provinciales, tendientes a superar el criterio heteronormativo en las políticas públicas que invisibiliza y niega la existencia de otras orientaciones sexuales e identidades de género, considerando que refuerzan actitudes discriminatorias".

La fundamentación de la diputada Etchecoin omite analizar que el 17 de Mayo fue elegido para conmemorar el “Día contra la Homofobia y la Transfobia” porque ese día, en 1990, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió retirar la homosexualidad de la lista de desórdenes mentales y aceptarla oficialmente como una variación natural de la sexualidad humana. Es decir que, hace menos de 30 años, aquello que hoy se promueve era considerado una enfermedad.

Por ende, tampoco analiza el contexto cuando refiere "recordar, a casi 50 años, los hechos acontecidos en Estados Unidos en 1.968, a quienes sufrieron las consecuencias de la intolerancia y la violencia en barrio neoyorquino de Greenwich Village (EE.UU), donde grupos que reclamaban por la igualdad de derechos en el marco de la diversidad sexual fueron reprimidos por las autoridades oficiales", así -más allá que aquello ocurrió en 1969- pasa por alto algún detalle, como que sucedió durante una redada policial en un local nocturno, regenteado por la mafia y frecuentado  por delincuentes y personas con conductas que, para la época, eran clasificadas como trastornos mentales.

Aceptar ingenuamente que la iniciativa "tiene como objetivo fomentar el respeto por la diversidad sexual, las nuevas formas familiares y el reconocimiento por la identidad de género de todas las personas y condenar todo tipo de discriminación física y/o verbal", sería ignorar la batalla cultural que se libra en Argentina, donde la prédica de Antonio Gramsci es la acción de la izquierda. 
El proyecto implica materialmente un gasto innecesario, digno de mejor destino cuando los recursos son escasos, pero aún si tuviera costo cero seguiría siendo moralmente una provocación absurda: La Bandera de la Nación Argentina, que representa Patria y Libertad para todos los argentinos, con los derechos y obligaciones que a cada habitante o ciudadano del país confiere e impone la Constitución Nacional, garantiza por sí misma y en sus márgenes el respeto a cada individuo, cualquiera sea su orientación sexual.

Introducir al protocolo estatal el trapo multicolor en plano de igualdad a la enseña Patria, es enteramente funcional a la lógica gramsciana de subvertir el orden y atentar contra la irrestricta supremacía de la Constitución Nacional, condicionando su interpretación y ejecución con valores ajenos a ella y de tipo internacional que, falsamente, se quiere dar por supuesto que la trascienden.

Este proyecto contradice su finalidad, porque lejos de integrar armónicamente busca imponer en forma artificial e irritante el criterio de minorías hiperactivas que, además, tampoco representan a todo el espectro de diversidad que dicen representar. Son muchas las personas que viven su sexualidad sin exigir la aprobación y promoción del Estado. Porque tener una orientación sexual diversa de la heterosexualidad, que es la norma y lo tradicional, no obliga a nadie al falso orgullo de la obscenidad exhibiendo grotescamente sus intimidades de alcoba. La dignidad humana no hace de las sábanas banderas.

Además, de prosperar esta iniciativa delirante: ¿cuántos otros trapos de facciones habrá que izar en tantos otros días para satisfacer las infinitas diversidades de los intereses humanos?

Mejor que tirarse por ese tobogán al ridículo legislativo, sería poner el esfuerzo en velar por la irrestricta supremacía de la Constitución Nacional.
Entonces, quizás, formarían los establecimientos educativos mejores ciudadanos y entenderían los políticos que en materia de leyes: menos es más.

Ariel Corbat, La Pluma de la Derecha.
www.plumaderecha.blogspot.com
Estado Libre Asociado de Vicente López.

Zaffaroni, ignorante histórico


Por Claudio Chaves

¿Qué ha pasado en la Argentina que un simulador y un perverso como el doctor Raúl Zaffaroni ha llegado a ser miembro de la Suprema Corte de Justicia?

La decadencia de un pueblo puede medirse por la decrepitud de su élite intelectual y este es un ejemplo más que claro.
Ciertamente ha sido el kirchnerismo quien lo elevó a esa institución.
Sin embargo, no han sido ellos los únicos rendidos ante el jurisconsulto galardonado internacionalmente que, por la distorsión aplicada a los derechos humanos, se halla más cercano a los malhechores que a la gente de bien.

Apartado de las leyes, se ha puesto a opinar sobre política e historia y, al igual que antes, su afiebrada mente especula torcida.
En el programa radial que conduce Hebe de Bonafini afirmó que Lula da Silva, ex presidente de Brasil, detenido por corrupción perfectamente comprobada, debió exiliarse, irse, escaparse antes de ser detenido.
La inmoralidad del personaje no tiene límites.
Pero no se detuvo ahí y, haciendo gala de un desconocimiento absoluto de la historia y de la verdad, afirmó:
"Debió haberse escapado como lo hizo Perón".

Zaffaroni:
¡Perón no se escapó, lo echaron!
¡Es usted un ignorante!
Si se quedaba, lo mataban.
No es comparable con Lula, que está probada su complicidad con el delito.
Con supremacía militar en el Ejército desistió de la lucha, pues todo conducía a la guerra civil.
Esto que digo aún hoy no es comprendido ni aceptado por minúsculos sectores intelectuales que han quedado detenidos en el tiempo.
Los que lo echaron han sido los que influyeron decididamente en su retorno.
El general Pedro Eugenio Aramburu, Francisco Manrique, el general Alejandro A. Lanusse, el doctor Arturo Frondizi, el doctor Ricardo Balbín, el doctor Vicente Solano Lima, por citar solo algunos ejemplos de políticos que fueron capaces de desprenderse del odio y buscar acuerdos que hicieran gobernable la Argentina.
Pero, Zaffaroni, Perón no robó, no malversó fondos del Estado.
Estamos hablando de política, no de delito, territorio, este último, que usted conoce muy bien y la cúpula kirchnerista, a la que pertenece, también.

El general Perón desde el Paraguay enumeró todos sus bienes y manifestó:
"El que descubra otro bien, como ya lo he repetido antes, puede quedarse con él. A mí nunca me interesó el dinero ni el poder." Afirmó.
No es el caso de los políticos con los que usted se codea, Zaffaroni.

La Revolución Libertadora lo puso, las acusaciones hechas a Perón, en manos de la Justicia.
Decía Perón desde el Paraguay:
"Su afán de substraer toda investigación a la Justicia demuestra el fin perseguido.
Ellos saben que substraer un juicio de sus jueces naturales es un vicio de insanable nulidad por disposición constitucional".
De modo que se llenaron páginas de diarios acerca de las cajas de oro robadas por Perón.
Pero la Justicia jamás investigó.
Estaba claro que era un bluf.
El peronismo debe reaccionar de una vez por todas y alejarse de esta militancia que no solo malversa caudales públicos, sino que además malversa la historia argentina.
El autor es profesor de Historia y licenciado en Gestión Educativa. Director de Escuela Secundaria de Adultos.
Autor de "El Perón liberal", "El retroprogresismo", "Un liberalismo criollo de Perón a Menem" y "La gestión escolar en tiempos de libertad".

sábado, 10 de noviembre de 2018

El próximo 11:11 se producirá un evento sin precedentes en la historia de la Tierra.



Por primera vez se activarán de manera definitiva los Códigos de Luz del Alma.
Los mismos que fueron desactivados hace miles de años.
Se cumple así un requisito imprescindible para la llegada de la Nueva Tierra: el ser humano, para ascender, tiene que estar completo.
Recuperaremos de este modo lo que nos pertenece por derecho propio: el recuerdo de quiénes somos y para qué hemos venido, así como las capacidades que nos son inherentes.

Pero una cosa es recuperar y otra saber utilizar en este 11:11

Para las personas que están despiertas, la recuperación de esos recuerdos y capacidades puede representar una bendición.
Muchos llevan años anhelándolo.
Sin embargo, los que aún continúan anclados en la vieja energía pueden verse inmersos de repente en un profundo caos interior.
Recuerdos a los que no encuentran sentido y percepciones que no comprenden y que, además, les asustan.
Será necesario que, tras esa fecha, las personas que trabajan al servicio de la Luz aúnen sus esfuerzos para ayudarlos a integrar el proceso.

11:11
11:11
Cada uno de nosotros debe prepararse previamente para ese momento, con estas recomendaciones:

1. Buscar la paz interior. Un momento de silencio al día para escuchar la voz del corazón.
2. Recibir conscientemente la luz del sol, con la intención de absorber su poder sanador y elevador de frecuencias.
3. Mantener el rumbo en la dirección indicada por la voz del corazón. Aquello que somos se manifiesta en estos días más que nunca.
Caen las vendas que nos cegaban, se derrumban barreras que nos limitaban. Por fin, muchos de nosotros nos animamos a emprender aquello que vinimos a realizar aquí, en esta dimensión.
4. Practicar el desapego de viejos patrones limitantes.
Abandonar los pensamientos, costumbres y reacciones que alimentan aún la antigua energía, procurando transformarlos en luz por medio del amor.

5. Fomentar el Amor en todas nuestras relaciones, las que más amamos y las que nos conectan con el miedo.
Estas últimas son las que más nos elevarán si somos capaces de bañarlas de amor y aceptación.
6. Recibir la energía de la Fuente en meditación. Su influencia en nuestros cuerpos sutiles es inmensa.
Posee un gran poder transmutado que nos libera y nos conecta.
7. Sentirnos Uno. Practicar en nuestras visualizaciones la Unión con todo lo que es y con todo lo que existe.

Cuando llegue el momento recibiremos en nuestro interior una Gran Luz.
Esa Luz trae los códigos de activación que necesitamos para recordar.
Son códigos de una vibración muy alta.
Cuanto más elevada sea la propia vibración durante ese día más armónica resultará la entrada de la Luz y su anclaje en cada uno de nosotros.
Podemos prepararnos pero, además, ese día debemos dedicarlo especialmente al cuidado de la propia energía, al equilibrio interior, a mantener la vibración bien alta. Actividades como meditar, pasear al sol o estar en contacto con la Naturaleza son las más recomendables.
Hay que evitar especialmente todo lo que nos desconecte de nuestra esencia.
Deberemos alimentarnos con moderación, procurando no ingerir alimentos de baja vibración, como la carne o los vegetales transgénicos, y realizar algún ejercicio físico que nos ayude a activar el flujo sanguíneo, ya que los Códigos de Luz serán transportados a través de la sangre, desde el corazón al resto de nuestro organismo.
La activación se estará produciendo durante todo el día, pero no percibiremos completamente sus efectos hasta el día siguiente, después de haber dormido un mínimo de seis horas.

A partir de la mañana del 12 de noviembre muchas personas sentirán el profundo deseo de dar un giro completo a sus vidas,
otros emprenderán su camino con fuerzas renovadas y otros sentirán una gran confusión interna.
Los efectos variarán en función del grado de evolución de cada uno y de las resistencias que esté oponiendo al proceso de cambio que todos estamos experimentando.
El objetivo de esta activación es acabar con las limitaciones que, desde el interior de nosotros mismos, nos están impidiendo evolucionar o despertar.
No se trata de una injerencia en el libre albedrío de los seres humanos.
Se trata de eliminar una limitación que nos fue impuesta hace miles de años, cuando algunos seres confusos decidieron interferir en nuestro proceso evolutivo.

Detenernos a explicar el cómo y el porqué de aquel suceso sería adentrarnos en la vieja energía de separación y lucha, de la que ya nos estamos alejando.
Ya no importa cómo, cuándo, dónde, quién o para qué. Dentro de poco estará resuelto.

El 11 del 11 se producirá una gran activación, pero no será la última.
Grandes acontecimientos nos esperan a la vuelta de la esquina.
Recibámoslos con amor, libres de temores e inquietudes, porque llega el reino de la Luz a la Tierra, y eso se merece una gran fiesta.

viernes, 9 de noviembre de 2018

¿QUÉ LES PASÓ?

Malú Kikuchi 

¿Qué les pasó?
Hace apenas un año, el 22/10/2017, las elecciones legislativas las ganó Cambiemos.
Ganaron en 13 provincias, empezando por la de Buenos Aires, bastión de CFK y en CABA ganó Lilita con el 51%.
Cambiemos sacó a nivel nacional el 41,76% de los votos;
CFK el 21,8%; el PJ el 14,61%; Massa el 5,83%; la izquierda el 5,57%.

¿Cambiemos creyó que estaba “condenado al éxito?”
Más la reunión de la OMC y la del G20.
La Argentina volvía a estar entre los países respetables del planeta.
Era el momento preciso para planificar un 2018 donde, sin elecciones a la vista hasta el 2019, se podían concretar las imprescindibles reformas laborales, tributarias, educativas y económicas.
Un año crucial.
Antes de finalizar el 2017 se mandó al congreso la reforma en los pagos jubilatorios.
El congreso fue ferozmente agredido por los violentos de siempre.
Los destrozos enormes, la presión sobre los legisladores tremenda.
La victoria electoral primó y la reforma se hizo efectiva.
Y empezó el 2018.

Ya se sabía que el Banco Central manejado por Federico Sturzenegger no podía salir de la encerrona de las Lebac y las altísimas tasas de interés en $$$.
Se suponía que era un arma para bajar la inflación y evitar que la gente comprara US$.
El dólar se atrasó.
La inflación empezó un sostenido ascenso en los precios.
Las tarifas subieron (era necesario, pero doloroso), los sueldos no le ganaban a la inflación.
En abril sucedió la 1ª corrida cambiaria.
Duro golpe para el gobierno.

La Argentina seguía gastando más de lo que producía y los mercados externos dejaron de prestarle plata.
Se recurrió al FMI.
Los países del 1º mundo apoyaron el préstamo.
Se fue Sturzenegger del Banco Central, lo remplazó Luis Caputo.
Hoy el presidente del Central es Guido Sandleris, hombre de Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda y Economía.
En medio año, 3 presidentes del Central.

El ejecutivo decidió “achicarse”.
Convirtió la mayoría de los ministerios en secretarías.
Con las mismas personas al frente.
*   Gatopardismo puro.
El 25/6, huelga general.
La justicia acusó a varios gremialistas.
Ante la posibilidad de juicios y cárcel, los acusados, los K y la izquierda, le hacen la vida imposible al gobierno y a la gente.
En agosto, otra corrida cambiaria.
El 1º préstamo del FMI no alcanzaba.
Se pide más plata.
El FNI lo estudia.
La Argentina tiene fama, bien ganada, de ser un defaulteador serial, pero lo otorgó.
La devaluación es mayor al 100%.
La inflación es la 2ª más alta del mundo y los pobres un 28%.

El 25/9, otra huelga general.
El gobierno que debía bajar impuestos, inventa uno nuevo.
La presión tributaria es la 2ª más alta del mundo.
El US$ se aquieta, la inflación sigue.
Las tasas del Central pasan el 70%!!!.
Ningún país puede sostener tasas de interés del 70%.
¿Por cuánto tiempo se puede pagar este disparate?
Negocio para financistas y capitales golondrina.
Con las leyes laborales y los impuestos altísimos de Argentina, nadie en su sano juicio, va a invertir en serio, en un país que no lo es.

Hace apenas un año, el 22/10/2017, la Argentina se encaminaba hacia un futuro largamente esperado, que creía merecer.
¿Qué les pasó a los gobernantes para revertir de manera tan drástica, ese futuro prometedor y convertirlo en el angustioso desasosiego de hoy?

El 27/10/2019 se volverá a votar, esta vez presidenciales.
El año pasado Macri era presidente electo sin dudas.
Con el correr de los meses, se empezó a jugar con la posibilidad de un balotaje, entre Macri y CFK.
Hoy algunos encuestadores los dan parejos y dos creen que CFK le gana a Macri.
La sola idea, estremece.
CFK es el abismo del que aún no se ha salido.

*   Séneca decía que: “no hay viento favorable para el que no sabe a dónde va”.
Cambiemos debe tener un programa serio.
Debe comunicárselo a la gente.
El país no puede estar en manos de los gremios.
Los impuestos deben bajar, las leyes laborales deben flexibilizarse, la reforma educativa no debe pasar por las políticas de género, el país debe ser seguro y dar facilidades para inversiones que den trabajo en blanco.
Cambiemos prometió cambios que aún se esperan.
No pueden jugar el destino de la nación a una sola carta, o Macri o el horror de volver a CFK.
Cris volvería más vengativa, más resentida, más atrasada con respecto a la historia.

Cambiemos desperdició la confianza del electorado en un año.
Le queda otro año para recuperarla.
¿Podrá?

*  El Gatopardo: libro de Giuseppe Tomasi de Lampedusa (1958) cuyo lema es “el cambio para que nada cambie”.
*  Sénaca: Lucius Séneca, filósofo hispano romano, 4a C/ 65d C

Carancheo de lo ajeno


Escribe Susana Merlo

Para la gente de campo es muy común poner la imagen del carancho para identificar y calificar las situaciones más variadas, todas negativas.
El carancho, un ave rapaz, cazador oportunista, que suele atacar a animales heridos, y carroñea con los muertos, se suele pelear con sus pares por un pedazo de comida, destroza y desmenuza a sus presas, y son insaciables.

¿Resulta familiar la imagen?
Tras ver lo que ocurrió en las últimas semanas en materia de impuestos, tanto a nivel nacional, como en varias provincias, y hasta municipios, la del carancho es la imagen que, lamentablemente, más parece asimilarse.
Sin ninguna intención oficial aparente de reducir realmente los gastos (más allá de las declaraciones al respecto), los únicos que parece que se deberán seguir haciendo cargo de seguir pagando son los sectores productivos privados.

La Nación “dibuja” recortes transfiriendo gastos a las provincias, mientras ni siquiera bajó los cargos de la supuesta reducción de 23 a 10 ministerios, ya que todos los funcionarios mantienen los lugares y sueldos.
No se fue nadie.
Solo el vice jefe Mario Quintana, ya que su segundo, Gustavo Lopetegui, a pesar de los anuncios, sigue también allí en la Jefatura de gabinete.
La mayoría de los gobernadores, a su vez, incapaces también de reducir nada, transfieren a los municipios, reclaman a la Nación por otras vías, e inventan más gravámenes para los ya atribulados contribuyentes.

De una forma o de otra, todos le quieren cobrar lo que sea a un tercero (en general, un aportante), sin hacer frente a ninguna reducción, ni costo político, como si el país fuera una fiesta y hubiera todavía paño para cortar.
La reducción de $ 500.000 millones que trató de enmascararse, en realidad, parecen constituir fondos que ahora deben aportar los contribuyentes, en lugar de ser disminuciones efectivas del gasto público que, por otra parte, y a la luz de lo que ya está sucediendo, de aquí en más tendería a aumentar a medida que se recaliente la campaña presidencial 2019.

Habría muchas preguntas para hacer, con las respuestas más variadas según el interlocutor, pero hay básicamente una, esencial, que debiera poder contestarse en forma muy simple.

Si semejante masa de dinero sale de los privados, ya que el sector público solo se hace transferencias de subsidios y servicios entre sí, y finalmente le pasa todos los costos a los contribuyentes, ¿de dónde creen los funcionarios que sale todo ese dinero??

Obvio que la respuesta es muy simple y ya se está viendo: 
De la caída del consumo, del recorte de gastos (combustibles, energía, etc.), y del fuerte recorte de la producción.
En síntesis, del achicamiento de la economía.

Es absolutamente natural.
Si el dinero es caro, y los impuestos más aún, entonces, o se le paga al fisco, o se produce.

Según un trabajo reciente del Estudio Broda, la actual presión tributaria se encuentra entre las más altas de, al menos, los últimos 30 años, con una recaudación de más de 25 puntos del PBI.
Pero hay más,  ya que las estimaciones indican que el año próximo se llegará a 26,7 puntos “a costa de desincentivar la inversión privada con una presión tributaria récord”…

Nada que agregar.
En este contexto, y con una pérdida previa superior al 30% a causa de la aguda sequía de la campaña anterior,
¿quién puede creer que efectivamente el campo, aunque quisiera, está en condiciones de encarar  una nueva cosecha “récord” como intentan instalar  algunos funcionarios???

Directamente “no cierra”.
Alguna de las dos partes miente, y hace recordar los últimos años del “cristinismo” cuando cundía la insólita creencia de que si se “inflaban” los números de las cosechas, el dólar estaba más calmo, al menos por unos meses.

Es cierto que “el campo” quiere producir pero,  en las actuales condiciones, y endeudándose más aún, la única posibilidad es volver a los niveles del 16/17, que no fueron para nada malos (considerando de donde se venía), y esperar que el clima no vuelva a jugar una mala pasada.
En esas condiciones, y según calculó recientemente la Bolsa de Cereales de Buenos Aires,  y “con viento de cola”, tal vez se logren superare 120 millones de toneladas, pero bien alejadas de las más de 140 millones, al menos, muy “voluntaristas” que calcula el Gobierno.

La regla de la sábana corta es sabia:
Si se tira de un lado, se destapa del otro y, da la impresión, que el gobierno (Nacional, gobernadores, etc.) sigue priorizando hacer más política,
por sobre la posibilidad de hacer más producción…

Y sin duda, es más fácil “caranchear” fondos ajenos, que generarlos

29 años atrás


¡Viva la LIBERTAD!


martes, 6 de noviembre de 2018

“Estamos tan envenenados por la extrema izquierda que el orden es considerado fachismo”


Marcos Aguinis

En #Confesiones, el escritor Marcos Aguinis reflexionó sobre los efectos regionales del triunfo electoral de Jair Bolsonaro en Brasil.
Además, analizó la crisis económica que atraviesa la Argentina y aseguró que existe un crecimiento de la violencia en el país.
En diálogo con Cristina Pérez, Aguinis observó que la elección en Brasil “habla de un cambio importante en la región y el hemisferio americano y revela que no siempre lo que se dice antes de una elección es lo que se hace después”.

“Bolsonaro tenía una forma de expresarse provocativa y ofensiva.
Sin embargo, da la sensación que a partir de la elección, eso quedó en el pasado y va a intentar realizar una gestión completamente diferente y buena”, argumentó el entrevistado.

Al mismo tiempo, el autor valoró positivamente la designación del juez Sergio Moro como futuro ministro de Justicia del gobierno de Jair Bolsonaro.
A su vez, Aguinis advirtió que hubo “un apresuramiento de cierto sector del periodismo que criticó al juez”.
“Moro no deja la Justicia, se apropia de un instrumento que le va a resultar muy útil para limpiar a Brasil de la corrupción”, subrayó.

Asimismo, el psicólogo remarcó que “la diferencia entre derecha e izquierda es arcaica”.
A su juicio, los defectos y las virtudes de ambos bandos se cruzan y lo que pasa en Brasil “no se puede catalogar en ninguno de los dos”.
Por otro lado, el escritor trazó un paralelismo entre el país vecino y la Argentina en materia de justicia.
“La Argentina está esforzándose en restablecer la Justicia como debería funcionar. Lo que ha ocurrido en los últimos meses difícilmente se encuentre en nuestra historia. En ese sentido, cree que ambos países coinciden en la lucha contra la corrupción”, acotó.

En ese sentido, el ex secretario de Cultura afirmó que Argentina “ha desarrollado mucho la violencia últimamente” y sus ciudadanos deberían inculcarse “que la violencia no aporta nada positivo”.
“La sociedad argentina está demostrando en estos momentos cómo se la está bancando para soportar las dificultades que actualmente nos golpean.
No quiere la violencia.
Incluso se ha visto en las manifestaciones contra el Congreso, que hubo mucha gente que se retiró de la plaza porque no les gustó la violencia”, agregó.

Aguinis también consideró que es necesario “condenar a los políticos que no han tenido el coraje de condenar claramente esta violencia”.
Bajo su punto de vista, “quienes aparentemente apoyaban estas manifestaciones no tuvieron la sinceridad y la valentía de decir que eso está mal”.
“Algunos kirchneristas que hablaban con mucho dolor dentro de la Cámara y se quejaban del momento que vive el país, al rato estaban afuera haciendo chistes y riéndose, mostrando que actuaban con mucha hipocresía”, sostuvo.

Por último, el psiquiatra señaló que los desafíos del país “son muchos y difíciles” ya que “Argentina está pasando por una etapa muy complicada”.

Para el médico, la toma de decisiones se torna compleja porque “el país está atrapado por una serie de cadenas que le impiden moverse en una dirección u otra” y cualquier medida que tome el Gobierno “puede ser claramente criticada desde todos los sectores”.
“Tenemos que lograr que haya orden.
Estamos tan envenenados por pensamientos de extrema izquierda que apoyar esa lógica es considerado como fachismo.
Y no es así.
“Es el camino correcto y que tenemos que transitar”, concluyó.