"De Argentina para el mundo..."

A poco de ganar las elecciones por el 54%, sugerí que debíamos Ver venir la administración de la presidente.

Lamentablemente, somos muchos los ciudadanos (no habitantes) quienes notamos que estamos y vamos mal…

¿Hacia dónde nos dirige la presidente de todos los argentinos…?

El pueblo quiere saber

...
Ver venir


Caricatura de Alfredo Sabat

jueves, 16 de noviembre de 2017

LA DECLARACIÓN DE ALEJANDRO VANDENBROELE:

UN TESTIMONIO QUE DA VUELTA TODO
Por Nicolás Wiñazki

Declaró durante 9 horas, dio detalles de los negocios y por momentos se quebró.

La realidad, como indica la física, la filosofía, la experiencia, la psicología o para algunos la Fe, terminó por imponerse en la vida del ex titular de la ANSES, ex ministro de Economía de la Nación, ex vicepresidente de la República, hoy preso en el Complejo Penitenciario Federal Nº 1, Ezeiza, Amado Boudou.
Está detenido por orden del juez Ariel Lijo, quien lo acusó de ser el jefe de una asociación ilícita que cometió “una cantidad indeterminada de delitos”.
En esa misma causa, debe declarar en indagatoria una de sus personas de confianza que el ex funcionario nacional de Néstor y Cristina Kirchner juró mil veces no conocer: Alejandro Paul Vandenbroele.

Hasta ayer, este último ayudaba a Boudou a sostener la fantasía pública de que nunca se habían visto en su vida, y menos entonces que habían trabajado juntos.
Vandenbroele destruyó esa ficción contando la verdad: la realidad.

Se presentó ante el fiscal Jorge Di Lello para declarar en calidad de imputado colaborador, es decir arrepentido.
Vandenbroele sí conoció a Boudou y sí lideró negocios y armó una red de sociedades “fantasmas” para generar, mediante presuntos delitos, ganancias que fueron siempre con fondos públicos millonarios.
Lo confesó Vandenbroele.
Ya no lo dice ni el periodismo que investigó a este grupo de amigos cuando tenían pleno poder, en ejercicio de su cargo, igual que lo hicieron el juez Lijo, el fiscal Di Lello, el fiscal Carlos Rívolo, opositores a los Kirchner, y la ex esposa del arrepentido, Laura Muñoz.

Ella fue la testigo y denunciante principal de esta “asociación ilícita” que acaba de perder a uno de sus pilares.
La declaración de Alejandro Vandenbroele: un testimonio que da vuelta todo.

Antes de declarar ante Di Lello, Vandenbroele pidió entrar al Programa Nacional de Protección de Testigos.
Hace pocos días venció al miedo, a las amenazas que recibió de personajes a los que ya denunció frente a autoridades políticas, y se resguardó así de posibles peligros de muerte.
Vandenbroele tenía una supuesta cita para declarar con Di Lello para este viernes.
Es un testigo en peligro.
Los policías que lo cuidan sabían que en realidad declararía ayer.

Vandenbroele confesó lo que las evidencias y las pruebas recolectadas por Lijo, Di Lello y en su momento Rívolo, ya habían recolectado en distintos expedientes.
Conoce a Boudou, admitió ante la Justicia.
El ex vice lo había negado cientos de veces en público.

Voceros informales de los Kirchner, como el relator deportivo Víctor Hugo Morales, se jugaron en público aportando con firmeza a la fantasía relatada por Boudou, así como si fuera un periodista profesional y no un propalador de un relato propagandístico:
Durante varios meses de 2012, por ejemplo, y con la causa Ciccone ya iniciada en febrero de ese año, Morales decía por radio que el vice
presidente en ejercicio ni siquiera estaba imputado en el expediente.

No sólo a Boudou se le cayó la realidad encima con la declaración no tan súbita del arrepentido Vandenbroele.
Clarín pudo reconstruir parte de su declaración a pesar del hermetismo con el que trató el tema el fiscal Di Lello.
Fue gracias a fuentes que participaron del operativo que terminó con este personaje central de la corrupción K delatando a sus jefes.

Vandenbroele se quebró varias veces frente al fiscal que lo escuchaba asombrado.
Explicitó que se siente mejor desde que saltó al vacío para revelar lo que venía callando hace años.
Durante su declaración le hizo sentir el peso de la realidad al preso Boudou y a su socio y mejor amigo desde los siete años, el millonario súbito José María Núñez Carmona.
También a gobernadores y un banquero (Jorge Brito-MACRO ) que temen quedar involucrados en una trama judicial en la que ya estaban siendo investigados.

Según las fuentes consultadas por Clarín, inobjetables, Vandenbroele empezó su relato como arrepentido de forma cronológica, siguiendo una línea de tiempo sobre los negocios que ideó para Boudou y su compañía de ex funcionarios que también están imputados o en juicio oral por la compra de la imprenta de billetes Ciccone Calcográfica, por ejemplo.

El principio de todo, contó, fue el armado de la sociedad que se adueñó de esa fábrica de billetes de modo ilegal, según determinó Lijo.
Esa compañía se llama The Old Fund.
Traducido del inglés: “El viejo fondo” (sic).
Vandenbroele fue el ideólogo jurídico, y la cara visible, del primer negociado que hizo la firma, siempre con fondos estatales, los únicos que entraron a sus arcas.
Ese primer trabajo fue, según se desprende de documentación de The Old Fund, fue el “Servicio de Asesoramiento legal y financiero para la desestructuración (sic) de la deuda provincial de la provincia de Formosa”.

La sociedad The Old Fund fue contratada por el gobernador Gildo Insfrán, de Formosa, una provincia castigada por el feudalismo, la falta de presupuesto y lapidada desde lo social, para renegociar la deuda pública con quien era en 2010 el ministro de Economía: Amado Boudou.

La firma The Old Fund tenía en ese tiempo una sola empleada:
Era una secretaria de Vandenbroele.
Según determinó la Justicia, jamás una provincia había contratado a una “consultora” para negociar su deuda estatal con el Estado.

Vandenbroele le confirmó a Di Lello que todo ese armado fue una pantalla para cobrar dinero que no correspondía cobrar:
2,2 millones de pesos le fueron transferidos, tras ser cobrados por The Old Fund, a uno de los directores del banco de Formosa, Martín Cortés.

Vandenbroele involucró en su declaración como arrepentido no solo a Boudou, a Núñez Carmona, a quienes sí conoce desde que era joven, sino también a Insfrán.
Ya estaban siendo investigados en una causa que instruye lijo y el fiscal Rívolo sobre este caso.
A Insfrán la realidad también se le impuso ayer.
Es lo mismo que le pasará al ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, sobre quien el "arrepentido", adelantó, también hablaría y contaría sobre el rol que tuvo en el caso Ciccone.

Vandenbroele había comprado a la sociedad The Old Fund y la fue dotando de personal y directorio por pedido de Boudou y con la gestoría pública de él mismo y de Núñez Carmona, a quien conoció más porque éste último fue novio de su prima, Guadalupe Escaray, no designada por azar por Boudou como jefa regional de ANSES seccional Mar del Plata.

El siguiente negocio que realizó The Old Fund fue la compra hostil de la imprenta Ciccone Calcográfica.
Vandenbroele llevó a tribunales documentación sobre las operaciones de esa empresa.

Es abogado.
Pero además, es un hombre que suele ser muy prolijo cuando hace negocios. Y algo desmemoriado.
Solía anotar en cuadernos todas las tareas que debía realizar para mejorar la perfomance de su creación, en realidad, con accionistas que ya no son desconocidos.

En el directorio de The Old Fund, al momento de manejar Ciccone, estaba integrado, por ejemplo, por un ex profesor de economía de Boudou, y además un ex socio del ex vice en una empresa de recolección de basuras de Mar del Plata que quebró.
El señor se llama Jorge Capirone.
Uno de los primeros accionistas minoritarios de The Old Fund fue Sergio Gustavo Martínez, amigo de Núñez Carmona de Mar del Plata, quien viaja seguido a Miami y que dejó atrás un pasado de buscavidas:
Ahora habita un piso en un departamento ubicado en la esquina de Lafinur y Melo.
Es vecino del ex candidato a senador nacional por Buenos Aires de la lista de Cristina Kirchner, Jorge Taiana.

Todo empezó a cambiar.
Está dicho:
Lo que denunciaba el periodismo, la oposición a los K, el juez Lijo, Di Lello y Rivolo, entre otras autoridades judiciales que investigaron esta trama cuando sus imputados tenían mucho poder, es ahora denunciado por el propio Vandenbroele.


CLARÍN

Operación Viena:

¿Alicia Kirchner viajó a Europa para negociar el exilio de Cristina y sus hijos?

Por Jorge D. Boimvaser/ SEPRIN (1)

Un viaje misterioso, impensado en medio de la crisis de Santa Cruz y la espada de Damocles apuntando a Cristina y sus hijos.

Un informe reservado que dá vuelta en algunos despachos del Palacio San Martin, sostiene que Alicia Kirchner no está de vacaciones en Europa sino que viajó para tramitar lo que se dá en llamar la Operación Viena.

El plan de máxima es lograr que Cristina obtenga una autorización judicial para salir del país con el pretexto de ser invitada a participar en encuentros con organizaciones de izquierda europeas.
Es solo una excusa, la verdadera finalidad sería la de pedir asilo en Viene, auto denominándose ser un perseguida política en la Argentina.
Los Kirchner tienen una propiedad en un barrio de alta alcurnia en Viena, una especie de Recoleta justamente donde no viven -allí- ninguno de los líderes de la izquierda europea.

Aunque Néstor es de ascendencia austríaca,  Austria no tiene tratado de extradición con la Argentina y eso favorecería la iniciativa de radicarse allí alegando ser una perseguida política.
No cerraba que Alicia fuera de vacaciones justo a esas tierras y ahora con esta versión el asunto empieza a cobrar forma.

Con la ofensiva de Julio De Vido y familia contra su ex jefa, apoyado ahora por Aníbal Fernández y Guillermo Moreno (ambos la tildaron con una frase agresiva…“que no se haga la pelotuda”) Cristina no tiene más apoyo que un grupo de militantes numeroso pero sin capacidad de apoyarla en caso que vaya presa.

Pero también hay un plan de mínima.
Si los jueces no la autorizan a salir del país, y la gestión de Alicia tiene éxito y Viena accede a darle el rol de asilada política, Cristina, Máximo y Florencia podrían ingresar de improviso en la Embajada de Austria en Buenos Aires y quedarse allí esperando poder salir en auto diplomático hacia Ezeiza sabiendo que todo movimiento que haga de esa forma es imposible ser detenida, porque todo territorio diplomático austríaco en Buenos Aires es intocable para la Justicia local.

Algo así como lo que ocurrió con Juan Manuel Abal Medina -padre- cuando en el golpe de Estado de 1976 se alojó en la Embajada de México, recibió la condición de asilado político hasta que años después viajó al país azteca donde reside desde entonces.
Esa maniobra de asilarse en la Embajada sería la última instancia de Cristina y sus hijos para eludir el cadalso judicial que le espera.

Ahora toma forma el sentido del viaje de Alicia Kirchner en el peor momento de su familia.
Solo resta saber si Austria la consideraría una asilada política, una perseguida y le abre las puertas de su Embajada en Buenos Aires,  sita en la calle French al 3600.
(1) Publico la nota solo para difundir.
Insisto que CFK no piensa exiliarse.
Es tan perversa que no le importó (tras haber sido presidente de la nación Argentina durante 8 años) postularse a senadora.
Su "nefasta intención" es terminar de destruirnos.

Su pensamiento es:

¡YO o el caos...!

ESPAÑA: ¿Perder las próximas elecciones?

Nada perderían Rajoy y los suyos

Javier R. Portella
Fuente: El Manifiesto.com

La victoria electoral del separatismo representaría simplemente, para Rajoy y los suyos, la vuelta al statu quo anterior. 
La continuación de esos cuarenta años de plomo.         

Cuando, so pretexto de alzarlo a lo más alto, los dirigentes de un país logran hacerlo caer a lo más bajo, desgarrándolo, entre otras cosas, en dos partes irreconciliablemente opuestas, semejante país no puede recomponerse, es manifiesto, ni en las pocas semanas que van de aquí a las elecciones del 21 de diciembre, ni en los seis meses que habría podido durar, como máximo, la aplicación del artículo 155.
En seis años se podría empezar a pensar, tal vez, en algo parecido a un comienzo de recomposición…
Pero sería preciso, para ello, que después de cuarenta años de constantes claudicaciones frente a las imposiciones separatistas, las cosas se llevaran a cabo de muy distinta y mucho más enérgica manera.

¿Cuál va a poder ser, en tales condiciones, el resultado de las próximas elecciones?
Ciertos sondeos predicen la repetición, con escasa diferencia, de la actual mayoría secesionista.
Otros anuncian una mayoría de los partidos unionistas; pero sería insuficiente para gobernar, quedando la llave en manos de los perro flautas de Podemos, bastante astutos como para presentar su secesionismo bajo un aspecto un poquitín menos insolente.
La victoria de los unionistas, sin embargo, tampoco se puede excluir:
Lo determinante para ello será, sin duda, la movilización del electorado hasta ahora abstencionista.

Es posible que se produzca dicha movilización, dado el creciente hartazgo de una población que ha visto desaparecer sus posibilidades de prosperidad económica (más de 1.000 empresas ya han establecido su domicilio fiscal en otras regiones) y dada, sobre todo, la forma como la población catalano-española ha recuperado su impulso patriótico, el fervor por su doble identidad nacional que tan cruelmente se había echado en falta durante estos años de plomo.
Como dicho impulso nunca fue fomentado por las autoridades españolas, siempre temerosas de indisponer a la oligarquía catalana con la que hacían y hacen tan buenas migas, ha sido necesario esperar que el independentismo llevara el país al borde mismo del precipicio —¡gracias le sean dadas!— para asistir al renacimiento del fervor patriótico en toda España.

También se empieza a observar cierto cansancio entre los independentistas. Así, después de la detención del gobierno golpista, tardaron bastante en lanzar sus hordas a la calle.
Sólo lo hicieron el pasado sábado 11 de noviembre.
Había, por supuesto, mucha gente, pero menos que otras veces, y menos, sobre todo que en las dos gigantescas manifestaciones a favor de España de estas últimas semanas (1 y 1,2 millones respectivamente frente a los 750.000 manifestantes que, según los organizadores, había el sábado, de modo que lo podemos dejar fácilmente en medio millón como máximo).

Por otra parte, resultó un completo fracaso la “huelga general” decretada el 8 de noviembre por un “sindicato” ultra minoritario a cuyo frente se halla un antiguo terrorista de Terra Lliure que, habiendo cometido un asesinato, ha cumplido más de diez años de cárcel.
Los abundantes retrasos y paros laborales que hubo aquel día se debieron a los sabotajes cometidos por grupúsculos de manifestantes que cortaron autopistas y vías férreas, sin que el Gobierno se atreviera a enviarles la policía, temeroso de que se le reprocharan los mismos “actos-de-inhumana-salvajería” (cuando sólo hubo dos heridos hospitalizados…) por los que la prensa del buenismo internacional atacó tan duramente a España con ocasión del referéndum ilegal del 1.º de octubre.

En suma, el próximo 21 de diciembre la victoria electoral de España (¡pobre España!, ¡hallarse en el brete de tener que competir en las urnas!) sigue siendo posible, pero esta victoria dista mucho de estar asegurada.
¿Por qué entonces ha tomado Rajoy el inmenso riesgo de convocar elecciones en un plazo tan breve?
¡Por la sencilla razón, faltaría más, de que, para él y los suyos, no hay nada que temer, no hay riesgo alguno!

La reconstitución, con o sin el concurso de Podemos, de un gobierno anti español (pero ya no “unilateralmente independentista”) no representaría ni para Rajoy ni para el conjunto de la oligarquía española la catástrofe que ello constituiría para un pueblo español cuya identidad, tanto en Cataluña como en las demás regiones, está conociendo actualmente un renacer. Puesto que, dada la actual situación, es impensable que los secesionistas vuelvan a plantear en lo inmediato la independencia pura y dura, su victoria electoral representaría simplemente, para Rajoy y los suyos, la vuelta al statu quo anterior: a estos cuarenta años de plomo que, para ellos, han constituido en realidad cuarenta años de rosas.

Es posible que algunas rosas suplementarias (o algunas toneladas de plomo) pudieran entonces, en forma, por ejemplo, de algo parecido a una de componenda confederal, ser volcadas en la misma cesta.

La cuestión sería entonces:
¿Lo toleraría el pueblo español?

© Boulevard Voltaire.

Traducción del autor

martes, 14 de noviembre de 2017

Carta abierta al presidente:

Mauricio Macri

Con mi mayor consideración y respeto me dirijo a Ud., por el tan vapuleado tema JUBILADOS

Dando por sentado sus muchas “preocupaciones” por recuperar la república y el bienestar de la ciudadanía, me veo en la obligación de comentarle:
CAMBIEMOS obtuvo el triunfo electoral porque (por primera vez) la ciudadanía NO votó con el bolsillo
Y entre quienes no tuvimos en cuenta las vicisitudes que estamos pasando, le sumamos muchos votos los jubilados (6,9 millones) que cobramos la “mínima” ($ 7.246.-)

Norma Plá solicitaba en los ‘90, $ 450.- de jubilación mínima (1 dólar = 1 peso) = $450.- (equiparaba bastante el costo de la canasta familiar de entonces)

Hoy el dólar cotiza 17.70 x 450= $ 7.965.-
En Agosto/2017 la canasta básica de los jubilados se calculó en $ 16.134 mensuales.
Tan solo esto
Le ruego a Ud. realice sus propias evaluaciones.
Con la consideración más distinguida
Corina Rios

DNI: 4..2..

La falsa grieta de la prensa argentina (25/05/2017)

Luis Majul
LA NACION

Hay una falsa grieta en la prensa argentina.
Consiste en dar por sentado que a una denuncia contra Cristina Fernández tiene que corresponderle una igual, del mismo "tamaño" e impacto, contra el gobierno de Mauricio Macri.

Son los periodistas "fanáticos" del "así como te digo una cosa te digo la otra".
Los representantes de una imparcialidad impostada.
No hacen periodismo con datos ni información verdadera.
Sólo están ocupados en que no se los etiquete.
No quieren que se los confunda con el periodismo militante K.
Y tampoco desean que se suponga que están de acuerdo con un gobierno "de derecha".
Como no trabajan en base a datos verificables, cada tanto se les nota la hilacha.
Entonces un día fuerzan un argumento anti-K y al siguiente sobreactúan una crítica al Presidente.
Se presentan a sí mismos como neutrales, pero en el fondo son dogmáticos. Hay una broma para identificar su equidistancia de "mentirita".
Se dice de ellos que no pertenecen ni a Corea del Norte ni a Corea del Sur, sino a un país que no existe: Corea del Centro.

¿Cómo reconocer a esta clase de "profesionales"?
Cuando las papas queman y su público se los demanda, estos cultores de la falsa grieta plantean un temario mixto y son capaces de dedicar el mismo tiempo al caso de los bolsos de José López que a la denuncia contra Gustavo Arribas, a quien un cuevero de San Pablo acusa de haber cobrado más de 800 mil dólares en coimas.
Como todos sabemos, López está preso.
Fue atrapado infraganti con 9 millones de dólares en efectivo y armas de guerra.
Ya se probó que lavó dinero y que se enriqueció de manera ilegítima.
A la denuncia verbal contra el jefe de la AFI, para empezar la comparación con López, el cambista Fernando Meirelles -o cualquier otro ciudadano- debería sumar, por lo menos, la documentación que pruebe la denuncia.
Un periodista equilibrado debería agregar que se trata nada menos que del jefe de Inteligencia de la Argentina y que es un íntimo amigo del Presidente.
Tanto, que vive en el departamento que es propiedad de Macri.
Pero lo que debería importar, en todo caso, es si es mentira o es verdad que Arribas cobró dinero ilegal y esgrimir las pruebas que lo demuestran.
Demás está decir que Arribas viene del mundo del fútbol, donde las operaciones en negro y los retornos son moneda corriente.
Pero esto no lo hace culpable de haber recibido coimas de la constructora Odebrecht.
No hasta que los desembolsos que dicen que le hicieron aparezcan en sus resúmenes de cuenta.

Para no aburrir al lector con las decenas de hechos de corrupción perpetrados entre 2003 y 2015 recordemos sólo lo que pasó en los últimos días:
Acaba de ser procesada la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, porque la encontraron responsable por el desvío de 200 millones de pesos que le giró el Estado para la construcción de viviendas, la mayoría de las cuales no se llegaron a terminar…
La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, además de las acusaciones por proteger a la ex presidenta y perseguir a funcionarios del actual gobierno, incurrió en una contradicción que complicará mucho su situación en la causa de la compra de un edificio de 44 millones de pesos, por la que se habría cobrado una coima de medio millón de dólares.

Quizá los equidistantes de siempre supongan que para contrapesar esta información haya que dedicar un buen tiempo, por ejemplo, a hablar de lo que dijo Elisa Carrió, quien afirmó que todo el mundo, incluidos funcionarios y dirigentes de Cambiemos, trabajan para la impunidad de Julio De Vido.
La pregunta adecuada para los periodistas de Corea del Centro sería: ¿Ustedes consideran que hay tanta corrupción en el gobierno de Macri como la que imperó bajo los mandatos de Néstor y Cristina?
¿Es lo mismo el gravísimo problema del conflicto de intereses por el Correo que los dos procesamientos a la ex presidenta como miembro y líder de una banda denominada asociación ilícita?

Después de más 35 años de actividad profesional estoy casi seguro de que, a medida que pasen los días, se irán conociendo más casos de corrupción protagonizados por los representantes del oficialismo.
Porque la corrupción es directamente proporcional al tiempo que los dirigentes se mantienen en el poder.
Y cuando aparezcan los nuevos hechos, los periodistas que nos dedicamos a investigar los revelaremos, como lo venimos haciendo desde antes de 1983.
No hay que pararse en una falsa medianera para dar imagen de imparcial.
Porque se corre el riesgo de ser confundido con un periodista "filo-K", trasnochado.
O "filo-M", recién estrenado.

Lo mejor es ser coherente a través del tiempo, por encima de la falsa grieta.

domingo, 12 de noviembre de 2017

GroomingS Sebastián Bortnik

A mí, sí me interesa


La nota que publiqué hoy de Pilar Rahola: No interesa…
Donde relata la guerra en Yemen (terrorífica y adecuadamente silenciada) donde 400.000 niños están en riego de morir de “inanición”, más otras atrocidades, despertó la presente.

Trataré de ser breve porque lo que nos acontece en nuestra amada patria, ¡¡¡me destroza el alma!!!

En 1910, Argentina era la 4ª potencia mundial.
Australia y Canadá eran colonias británicas.
Por entonces creció nuestra población por la inmigración de españoles e italianos (venían) a tratar de hacer fortuna para regresar “ricos” a sus pueblos.
La mayoría no logró enriquecerse pero trabajaron para que sus hijos nacidos “aquí” fueran profesionales (porque Europa era y lo sigue siendo: “clasista”)

Gracias al esfuerzo de esos inmigrantes, Argentina se destacó y obtuvo 5 premios Nobel (Bernardo Alberto Houssay, Luis Federico Leloir, César Milstein, Carlos Saavedra Lamas y Pérez Esquivel)
Gracias a Dios, nuestro país no se ha visto envuelto en conflagraciones (como la de Yemen)
Pero tenemos un flagelo mayor: ¡La casta política!

Casta que ha logrado después de 34 años de ¿democracia?
El empobrecimiento  de 13 millones 200 mil ciudadanos, de forma inversamente proporcional al enriquecimiento de "esa" casta política.
Y, es esa clase política (FpV & Co.) que encajonaron la ley “aprobada” en Diputados, “Extinción de Dominio”
Ley que intenta recuperar los 200 mil millones de dólares que se robaron para recuperar la república perdida, que todos seamos iguales ante la ley y que los pobres sean menos!!!
A, mí me interesa…

Y, “¿a ustedes…?”

Corina Rios
DNI 4...2..

No interesa...

PILAR RAHOLA 
Fuente:  La Vanguardia

Estoy a punto de escribir un artículo que no interesará a nadie.
Soy consciente de ello porque el tema presenta dos características que alejan el interés del lector: es un tema lejano y es trágico.
Además, es vitriólico, caótico y con múltiples variables que dificultan el análisis raso.
Si no es fácil, es lejano y, además, es dramático, ¿a qué viene dar la vara con un tema que a nadie interesa?
Viene a cuento del aguijón de la consciencia, que nos apela más allá de nuestra acomodaticia indiferencia.

Están muriendo miles de personas en Yemen por una guerra terrorífica y adecuadamente silenciada.
Y a los miles de muertos de los bombardeos –indiscriminados, y claramente dirigidos contra la población civil– cabe añadir los miles que se acumularán por la hambruna causada por el bloqueo total que la coalición de Arabia Saudí ha impuesto al puerto de Al ­Hudaydah, del que depende la entrada de alimentos.
Según Mark Lowcock, responsable de la agencia humanitaria de emergencia de la ONU, más de 400.000 niños están en riesgo de morir de inanición.
Además, hay una tercera pata trágica:
La grave epidemia de cólera que ha dejado al país en situación sanitaria crítica.
Orla Guerin, corresponsal de la BBC en la región, que consiguió burlar el bloqueo saudí, lo describía en estos términos:
“Niños muriendo en los pasillos del hospital y pacientes atendidos en sus coches: el horror sin precedentes de la crisis del cólera”.

De manera que, para resumir este tema nada interesante, las cifras son las siguientes:
Dos años de guerra descarnada, con bombardeos masivos sobre las poblaciones; más de diez mil muertos oficiales por los ataques; nueve de cada diez distritos del país con altísimo riesgo de catástrofe humanitaria,
y alrededor de 900.000 personas afectadas por la epidemia de cólera, de las cuales más de un millar han muerto, según la OMS.

La destrucción de los edificios, incluyendo hospitales y escuelas, es de tal envergadura que, según Guerin, “miles de yemeníes viven en los escombros de lo que fueron sus hogares”.
Todas las organizaciones que luchan por los derechos civiles han disparado la alarma y la movilización de la ONU para hacer llegar alimentos es masiva, aunque desgraciadamente fallida.
Es un horror ante el mundo en un mundo que todo lo graba y, sin embargo, es un horror invisible.

¿Quién lucha contra quién?
No hay espacio para tanto despliegue militar, pero resumiendo:
Por un lado los chiíes (del ramal zaidita) de Yemen, ayudados por Irán y Hizbulah; 
por el otro, los suníes de Yemen con una coalición liderada por Arabia Saudí con Emiratos, Egipto, Bahréin, Kuwait, Jordania, Marruecos, Senegal, Sudán y, hasta hace poco, Qatar.
Estados Unidos ayuda con sus drones y su Navy.
Suníes contra chiíes, con Estados Unidos de por medio.
¿Quiénes mueren?: la gente.

¿Quiénes reaccionan?: nadie.

Porque esta guerra no existe…

¿Por cuántos tipos pondrás las manos en el fuego?


El programa ideal para reemplazar el "Bailando" es "Poniendo las manos en el fuego".

Como si no tuviéramos suficientes problemas que nos complican la vida, la ciencia acaba de decidir que la medida de peso “kilo” ya no va a ser el “kilo” que conocemos, sino que va a ser algo diferente.
Como Cataluña, que quiere ser otra cosa.
O como el peronismo que también anda en eso.

El kilo perfecto es un cilindro de platino de 39 milímetros de diámetro y de altura, fabricado en Londres y guardado desde 1889 en la Oficina Internacional de Pesos y Medidas (Bureau International des Poids et Mesures) ubicada en Sèvres, un suburbio de París.
Sabrá Dios porque el kilo lo hacen los ingleses y lo guardan los franceses.

Con los años, ese cilindro perdió 10 microgramos.
Por esta razón, entre el 13 y el 16 de noviembre de 2018, los científicos se van a reunir en la Conferencia General sobre Pesos y Medidas para redefinir otro “kilo”, alterando las relaciones de peso, masa, volumen, etc. etc.

¿Esto cambiará la vida de nosotros, los contribuyentes?
Lo dudo.
¿Modificará esta Conferencia, por ejemplo, el volumen de guita que evadió Cristóbal López?
No.
Llevemos tranquilidad a la gente y aclaremos que la cantidad de tarasca que estos muchachos se encanutaron no cambia en absoluto.
Pero sí cambia el peso, porque si algo aprendimos durante la década ganada es que la guita se pesa.

Si bien el físico Leo Fariña sostuvo que un palo verde pesa 1,1 kilogramo, las autoridades de la Reserva Federal de los EEUU, que estaban viendo el programa de Lanata, aclararon que un palo verde pesa 10 kilos.
¿Acá termina la historia?
No, acá empieza.

Imaginar un palo verde es fácil.
Hemos visto en el cine hasta el cansancio ese portafolio de tapa rígida negra, con las dos trabas plateadas que al abrirse te corta el aliento.
Hasta ahí vamos bien.
Pero, ¿qué volumen ocupan 100 palos verdes??
¿O 1.000 palos verdes?
¿Es un placard lleno de billetes?
¿Una cochera?
¿Un mono ambiente?
Son dudas existenciales de una ciudadanía aturdida por la corrupción y el déficit fiscal.

Por eso amigo lector, es fundamental que la Argentina participe de esta Conferencia sobre Pesos y Medidas.
No sólo porque nos puede ayudar a resolver muchos de nuestros dilemas, sino también por todo lo que Argentina le puede aportar a la ciencia.
Por ejemplo, entre tantas cosas buenas que nos dejó la última década, y que deberíamos aportar a esta Conferencia, está el sistema métrico kirchnerista que hoy nos permite visualizar con facilidad el tamaño de la guita.

Gracias a José López, ahora sabemos que en un bolso entran 2.000.000 de dólares.
Cuando lo agarraron en la puerta del convento, el tipo tenía 9 palos, o sea 4 bolsos y varios fajos sueltos.
Según la Reserva Federal, cada bolso con 2 palos pesa 20 kilos.
José López no era ningún gil porque 20 kilos es el peso máximo por valija que aceptan las aerolíneas.
Como vemos, estos hijos de puta tenían todo pensado.

Siguiendo con el razonamiento, 100 palos verdes a 2 palos por bolso, son 50 bolsos.
Calculá los bolsos que entran en un auto, o en las bodegas de un Chevallier, o en las cintas transportadoras de los aeropuertos y te podés ir dando una idea aproximada de cuánto volumen ocupa la guita, cuánto pesa, donde la pueden esconder y cómo se la pueden llevar.
Pero en algún momento volvés a perder la noción.
Por ejemplo, aunque la cifra exacta está discutida, se supone que por las manos de Julio De Vido y sus lapiceras pasaron unos doscientos mil millones de dólares en 12 años.
En números es: 200.000.000.000
¿Cuánto es en bolsos?
¡¡Son 100.000 bolsos!!
¿Se pueden visualizar 100.000 bolsos??
Imposible.
He aquí un nuevo desafío para la Conferencia de Pesos y Medidas.

Esto se complica aún más cuando vemos la cantidad de personas que últimamente andan diciendo que pondrían o no pondrían las manos en el fuego por los que toquetearon cifras semejantes.
¿Cuántas manos?
¿Por cuántos tipos vas a poner las manos?
¿Hasta cuánta guita que se pudieron haber afanado esos tipos vas a poner las manos en el fuego?
Ni Einstein puede contestar estas preguntas.
Mientras la ciencia busca las respuestas, podríamos incorporar el problema al entretenimiento televisivo.

Falta poco para que termine “Bailando por un Sueño” (si es que no termina mañana por falta de pagos) y conozcamos el resultado final que a esta altura es bastante previsible.
No sobre los participantes del concurso de baile de lo que no tengo la menor idea, pero sí sobre los empresarios del programa que, como viene la mano, terminan todos en cana.
El programa ideal para reemplazar el “Bailando” es el “Poniendo”. “Poniendo las manos en el fuego”.

El “Poniendo” sería un programa que aprovecharía esta nueva y ridícula manía de andar diciendo que uno pondría las manos en el fuego por tal o cual.

¿Así que vos pusiste las manos en el fuego por el Mono Miniccelli?
Ok, vení y ponelas acá, en Canal 13 los lunes a las 22:00.
Pero ponelas en serio, sino es muy fácil decir “yo pongo las manos en el fuego por el Pata Medina”.

Lo producimos bien, conduce Tinelli (esta vez hay que garparle) y es un formato simple.
Por ejemplo, entra un dirigente que en 2011 puso las manos en el fuego por Boudou, se para frente a la cámara, extiende las manos y se incendia todo, en vivo y en directo.
Así aprenden de una buena vez y se dejan de joder con esto de poner las manos en el fuego.
Podrían auspiciarlo Frávega o Garbarino que son los que venden cocinas, estufas eléctricas, planchas, wafleras y otros electrodomésticos ideales para quemar manos.

Ya tengo la promo.
Por ejemplo, aparece Moreno que esta semana declaró que “hay que poner las manos en el fuego por todos los compañeros” y lo vemos apoyando sus manos sobre una cocina apagada.
Mirando fijo a la cámara dice “prendete al Trece” y al toque se prenden todas las hornallas juntas y el tipo se quema vivo.
Se incinera como el coyote.
No sé el programa, pero la promo es buenísima.

A su vez, esto resignificaría la famosa frase “no me alcanzan las manos”. ¿Para cuántos chorros no te alcanzan las manos?
¿Cuántos compañeros sospechosos de ser chorros se pueden bancar con sólo dos manos?
Dilemas que el Congreso de Pesos y Medidas podría dilucidar para todos los argentinos, y de paso aprovechar para que nos resuelvan otros cuestiones de medidas.

¿Cómo se calcula el peso político de un candidato?
¿Margarita Stolbizer pesa un valor 10?
Digamos que sí.
Ponéle que Massa también pesa 10.
Sin embargo, quedó claro que Margarita + Massa no te da 20.
¿Entonces cuánto en realidad pesan políticamente Margarita o Massa? ¿Cuántos tipos de Cambiemos hay que entregarle a Sergio Massa para que devuelvan a Margarita Stolbizer al lugar donde realmente pertenece?
Aprovechemos la Conferencia.

¿Y la deuda?
¿Es verdad que ya tomamos casi 100.000 palos verdes desde que llegó el macho a la Rosada??
Son 1.000 toneladas de dólares.
Equivale al peso de dos Jumbos 747 cargados a full (397 toneladas cada Jumbo) más dos conventos completitos.
¿Cuántos kilos de deuda por día vamos a tomar hasta que explotemos como un sapo?

Mejor ni hablemos de cuánto pesa un buen Conurbano.
Según los diarios, Mariú reclamó por el Fondo de Reparación y consiguió 400 o 500 toneladas de pesos (dólares y pesos valen distinto pero pesan lo mismo).

Scioli se bancó 8 años con los 650 millones de pesos originales que su Jefa no quiso actualizarle.
O sea, 6 o 7 toneladitas de pesos.
Nada.
Son veinte carretillas, de las cuales diez seguramente le chorearon en el camino.
Así les fue.
En el fondo, el tema es cuántas toneladas, kilos o gramos de guita estamos dispuestos a ceder, según el volumen que tenga cada uno.

Y sin poner las manos en el fuego por nadie, no sea cosa que nos quememos hasta el upite.