"De Argentina para el mundo..."

A poco de ganar las elecciones por el 54%, sugerí que debíamos Ver venir la administración de la presidente.

Lamentablemente, somos muchos los ciudadanos (no habitantes) quienes notamos que estamos y vamos mal…

¿Hacia dónde nos dirige la presidente de todos los argentinos…?

El pueblo quiere saber

...
Ver venir


Caricatura de Alfredo Sabat

sábado, 10 de junio de 2017

Permiso… ¿te puedo explicar qué es el terrorismo de Estado?

Escribe: David Rey

* El efímero presidente Héctor Cámpora los sacó de la cárcel donde penaban por terroristas conforme a lo establecido por la Cámara Federal en lo Penal, creada exclusivamente para juzgar estos ilícitos tipificados como de terrorismo;
* Los terroristas, de un día para otro, invadieron todos los estamentos gubernamentales, con el completo auspicio del Estado argentino;
* Los jueces que, entonces, integraron la Cámara Federal en lo Penal fueron asesinados por esos mismos terroristas liberados por Cámpora; se salvaron (por un pelo) aquellos que alcanzaron a exiliarse;
* Los terroristas practicaron el “entrismo”, es decir, la infilitración sistemática dentro del partido peronista (y demás yerbas), de este modo contaron con el “aval” del “viejo” (Perón) desde España;
* Los terroristas recibieron apoyo económico proveniente de diversas dictaduras de todo el mundo (Chile, Cuba, URSS, por citar sólo algunas), gracias a lo cual contaron con todo el auspicio para existir como ejércitos guerrilleros en nuestro país (es decir, como un estado aparte);
* Los terroristas, además, todo lo que hacían, lo hacían con la finalidad de derrocar un gobierno democrático para establecerse “ellos” como un ESTADO comunista. Es que ellos eran, pues, un estado dentro del Estado argentino (¡casi que se quedan con la provincia de Tucumán!);

* Cómo será que estaban constituidos como un estado, ¡qué hasta le declararon la guerra a nuestro país!;
* A su vez, los terroristas fueron militarmente entrenados en Cuba y Palestina (por citar sólo algunos), es decir, fueron entrenados por ESTADOS extranjeros;
* Los terroristas, una vez que se entrenaron en estados extranjeros, regresaron a nuestro país con el único objetivo de seguir cometiendo atentados terroristas, desgastar nuestro sistema institucional, demoler nuestras fuerzas de seguridad y, finalmente, realizar un golpe de Estado y quedarse ellos como los dueños absolutos de nuestro país;

* En suma, pues, los terroristas no sólo que son responsables – por múltiples razones -, de haber ejecutado el mentado terrorismo de Estado, sino que además fueron el brazo ejecutor del terrorismo de estado que naciones extranjeras llevaron a cabo en nuestro país.

Y hoy, querido amigo…
Nos vienen a decir que fueron los militares los que cometieron terrorismo de Estado.
Parece una broma, ¿no?

¿Te pusiste a pensar qué seríamos hoy si nadie hubiera intervenido…?

Yo no te pido te vuelvas “pro-militar”.
Los “milicos” tienen sus defectos como todo el mundo.
Pero sí te pido que no te dejes llenar la cabeza… por esas mismas basuras homicidas que hoy “reivindican” la democracia que ellos mismos quisieron destruir, con el apoyo militar y económico de naciones extranjeras mediante la comisión IRREFUTABLE de terrorismo de Estado.

No fueron jóvenes idealistas.
Fueron TERRORISTAS.

Amigos, no luchaban por nuestra democracia ni mucho menos por nuestra libertad.
Fueron inmundos mercenarios cuyo único objetivo fue demoler nuestra democracia y anular para siempre nuestra libertad.
Ellos cometieron terrorismo de Estado.
Cuando, hoy, vos preferís callarte en vez de emitir tu opinión para que nadie te “tache” de “facho”, “milico” o “represor…”, es bueno que sepas una cosa bien importante:
Si no te animás a hablar, es porque ellos… siguen cometiendo terrorismo de Estado.

Si te animás a pensar y a decir la verdad, te aseguro que no se lo debés a los “jóvenes idealistas”.
Pero, en cambio, si preferís mantenerte callado porque tenés miedo de opinar…
Te aseguro que tu silencio se debe completamente a ese mismo temor que tanto buscan los terroristas. Ellos quieren tu silencio.
Aunque no lo creas, vos, al igual que yo, tenés una gran responsabilidad: la de decidir si vivimos en libertad… o no.


Gracias por tu atención.

No hay comentarios: