"De Argentina para el mundo..."

A poco de ganar las elecciones por el 54%, sugerí que debíamos Ver venir la administración de la presidente.

Lamentablemente, somos muchos los ciudadanos (no habitantes) quienes notamos que estamos y vamos mal…

¿Hacia dónde nos dirige la presidente de todos los argentinos…?

El pueblo quiere saber

...
Ver venir


Caricatura de Alfredo Sabat

miércoles, 12 de julio de 2017

Imposible

Uno naturalmente se aficiona a las cosas altas, elevadas, espirituales.
Viendo pasar una nube,  le dije ¡ay!
Llévame tan alto como tú subes y me ha contestado diciendo: Imposible.
También uno aspira a los más sublimes conocimientos de la naturaleza y el cosmos.
Amor le pedí a una estrella, de sólo verla tan bella.
Me ha contestado diciendo: Imposible.
A sus más altos ideales el hombre los encarna en una figura femenina.
Amor pedí a una morena, de sólo verla tan bella, como la nube y la estrella.
Me ha contestado diciendo: Imposible.

Es que muchas veces el  fracaso en la búsqueda de los ideales suele llevar a la desazón.
¿Para qué quiero mis ojos,  mis ojos para qué sirven, mis ojos si se enamoran  y se apasionan, vidita, de imposibles?
Pero a veces siento que no existen imposibles.
Es que  en estos tiempos modernos, invadidos por la luz eléctrica que esfuma los suaves atardeceres y oculta la dulce entrada de la noche, suele muchas veces ignorársela a la luna.
Mi amor.
Muchas veces la olvidamos.
Sabemos que anda por ahí, dando vueltas, pero no tenemos presente ni de qué tamaño se nos presentará esta noche.
Por siglos el hombre ha estado muy atento a sus movimientos. 
Fijándose en ella aprendió a conocer el tiempo y su medida.
Los pueblos antiguos la imaginaron una diosa -diosa de la noche, de la obscuridad, del frío, de los sueños que turban al hombre - muy ligada a la poesía con su eterna lección de alegre y optimista renacimiento con cada luna nueva.
Hoy sabemos los nombres de sus mares, llanuras, cráteres, y montañas.
Sus detalles desde entonces van quedando conocidos y registrados. 
Pero mi amor por la luna no tiene nada de imposibles.
Es ella la que  me enseñó la inmensidad del universo.
Es la que me acercó al supremo en el silencio y soledad de  mil noches.
Es  la que siempre respondió a mis miradas buscando sus respuestas.

Dicen que la luna es igual en todas partes, pero en mi corazón la luna es otra luna.
La luna nunca será mi imposible si hay corazones que amen.
Si hay pensamientos que vuelen  y  poetas que canten.

Sueña con la luna y  alcanzaras lo imposible.


Dr. Jorge B. Lobo Aragón

No hay comentarios: