"De Argentina para el mundo..."

A poco de ganar las elecciones por el 54%, sugerí que debíamos Ver venir la administración de la presidente.

Lamentablemente, somos muchos los ciudadanos (no habitantes) quienes notamos que estamos y vamos mal…

¿Hacia dónde nos dirige la presidente de todos los argentinos…?

El pueblo quiere saber

...
Ver venir


Caricatura de Alfredo Sabat

miércoles, 5 de julio de 2017

¿CÓMO VOTARÁN AHORA LOS PERONISTAS?

Desafuero a De Vido:
El antecedente Balbín

Con el pedido de desafuero y detención de Julio De Vido presentado por el fiscal Carlos Stornelli, que aún debe responder el juez Luis Rodríguez, se abre todo un debate acerca de cómo será la votación en la Cámara de Diputados en caso de que el magistrado dé curso a la solicitud.
Y esta situación nos lleva a recordar el antecedente más emblemático:
El desafuero del presidente de la Unión Cívica Radical, Ricardo Balbín, en 1948.
¿Los peronistas se comportarán con la misma rigurosidad que entonces?
Por URGENTE24
Balbín, presidente del bloque radical, fue destituido en 1948 a pedido y por el voto de los peronistas.

Con el pedido de desafuero y detención de Julio De Vido presentado por el fiscal Carlos Stornelli, que aún debe responder el juez Luis Rodríquez, se abre todo un debate acerca de cómo será la votación en la Cámara de Diputados en caso de que el magistrado dé curso a la solicitud.
En Urgente24 ya hemos dado cuenta del panorama en el recinto (Cambiemos y el bloque de Sergio Massa –que también adelantó ayer que votará a favor del desafuero- suman poco más de 120 diputados.
A ellos podrían sumarse los 17 de la bancada Justicialista de Diego Bossio y la centroizquierda.
El Frente para la Victoria retiene 70 diputados.
Entonces, la disputa será por los bloques provinciales.
Cabe destacar que en una Cámara con asistencia completa de los legisladores (son 257 los diputados), los dos tercios se logran con 172).
Esta situación nos lleva a recordar el antecedente más emblemático:
El desafuero del presidente de la Unión Cívica Radical, Ricardo Balbín.
En sesión del 29 del 9 de 1948, la Cámara de Diputados de la Nación, presidida por el peronista Héctor Campora, votó el desafuero de Balbín.
La causa fue por desacato y por violar el artículo 244 del Código Penal, luego de que éste -en un discurso en la Asamblea de la UCR en el Congreso Nacional Agrario Rosario- convocara a la juventud a prepararse para realizar "una revolución social".

Esa misma semana el juez federal santafesino, Alejandro Ferraronz, reclamó el desafuero parlamentario ante una demanda presentada por el diputado peronista Luis Roche.
El jueves 29 de septiembre, el último día de sesiones ordinarias, el diputado oficialista Ángel Miel Asquía presentó la moción para que se iniciara el desafuero.
El diputado Vicente Magnasco habló de injurias, ofensas y descréditos contra el general Juan D. Perón.
El radical Alfredo Vítolo calificó a la maniobra como una verdadera emboscada política.
Al momento en que Vítolo estaba haciendo uso de la palabra, el legislador peronista José Astorgano levantó la mano para solicitar una moción.
“Ahora van a pedir que se cierre el debate”, le dijo Frondizi en voz baja a un colega, según las versiones de la época.
Y efectivamente eso fue lo que hizo el diputado Astorgano.
La moción fue inmediatamente apoyada por el presidente de la Cámara, Cámpora.
Dicen que nunca un trámite parlamentario de desafuero fue tan rápido y tan poco preocupado por los procedimientos legales.
La única chance que se le dio a la oposición fue la de permitirle a Balbín usar de la palabra.
“Algunos de los que han de votar en mi contra esta tarde me aplaudían cuando usaba este lenguaje contra Uriburu.
Muchos de los que han de votar esta tarde eran mis amigos en la lucha contra el fraude.
¿Qué culpa tengo yo si sigo creyendo lo de antes y ellos han cambiado lealmente sus convicciones?”, lanzó.

Allí también señaló que Perón jugaba con cartas marcadas, porque “para ofender adopta la posición de líder y para procesar, la de presidente”.
“¿Cómo quiere que respondamos nosotros, cuando él dice que somos la anti patria, o traidores al país?”, preguntó.
Y continuó:
"No me detendré en la puerta de mi casa a ver pasar el cadáver de nadie, pero estaré sentado en la vereda de mi casa para ver pasar los funerales de la dictadura”.
Y luego, remató:
“Si éste es el precio por haber presidido el bloque, que es una reserva moral del paÍ s, han cobrado barato. Fusilándome estaríamos a mano”.

La votación fue previsible: 109 a 41.
Balbín aceptó la destitución y, aunque sabía que lo esperaba la cárcel, rechazó la oferta de indulto por parte de Perón.
También declinó la sugerencia del exilio.
El 12 de marzo de 1950, el día de las elecciones en provincia de Buenos Aires, donde fue candidato a gobernador, fue detenido en La Plata.
El fiscal pidió doce años de cárcel, pero lo condenaron a cinco.

Balbín estuvo preso desde el 12 de marzo de 1950 hasta el 2 de enero de 1951,
cuando Perón decidió indultarlo y él no pudo negarse.

Entonces, con este antecedente emblemático, surge una inquietud:
Con el caso de De Vido, los peronistas ¿se comportarán con la misma rigurosidad que en el '48 o se convertirán en cómplices?

No hay comentarios: