"De Argentina para el mundo..."

A poco de ganar las elecciones por el 54%, sugerí que debíamos Ver venir la administración de la presidente.

Lamentablemente, somos muchos los ciudadanos (no habitantes) quienes notamos que estamos y vamos mal…

¿Hacia dónde nos dirige la presidente de todos los argentinos…?

El pueblo quiere saber

...
Ver venir


Caricatura de Alfredo Sabat

domingo, 9 de octubre de 2016

Macri recibió en Olivos a Centurión y lo repondrá esta semana en la Aduana

Hablaron del caso y del guiño de la Justicia.
El equipo de comunicación prepara la puesta en escena para el regreso.
Santiago Fioriti

"El presidente quiere verlo", le avisaron por teléfono a Juan José Gómez Centurión.
Sucedió horas después de que el juez Ariel Lijo se declaró incompetente para investigar al suspendido director de Aduanas y decidió pasar el caso al fuero Penal Económico.
Ese guiño de la Justicia era el que esperaba Mauricio Macri para reponer en su cargo al primer funcionario apartado de su gestión por sospechas de corrupción.
Esas sospechas para Macri ya no tienen fundamento y por eso, en una reunión reservada en la Quinta de Olivos, le anunció que regresará a su sillón esta semana.

El equipo de comunicación del Gobierno prepara por estas horas la puesta en escena del anuncio, según adelantaron a Clarín altísimas fuentes de la Casa Rosada.
"Quedate tranquilo. Ya te vamos a avisar cómo seguimos", le anticiparon a Centurión cuando se retiraba de Olivos.
El oficialismo intentará sacar rédito del retorno.
Este tipo de situaciones, creen, los ayuda a enviar mensajes a la sociedad sobre una determinada conducta frente a un eventual delito.
Piensan que se contrapone con la que tenía el gobierno de Cristina.

Macri había tomado la decisión de apartarlo luego de dos denuncias penales, entre ellas una de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, basada en una serie de audios enviados en forma anónima a su ministerio en el que se alertaba de un entramado para lucrar con actividades relacionadas con el comercio por intermedio de la Aduana. Aquel 19 de agosto, el jefe de Estado llamó al director de la AFIP, Alberto Abad, y le ordenó el desplazamiento.
En los audios que originaron la denuncia se acusa a Gómez Centurión de haberle indicado al empresario Oldemar Carlos Barreiro Laborda, alias "Cuqui" –exdueño una compañía que recupera de autos robados– cómo hacer operaciones de contrabando y de haberlo avalado a hablar en nombre suyo con importadores y aduaneros para que no quede expuesto.
Como recompensa se habría quedado con US$ 5.000 por cada contenedor.
Pero el funcionario macrista lo negó con énfasis a las pocas horas de ser removido.
"No me victimizo. Pero cuando asumí era consciente del riesgo que tenía, porque estaba dispuesto a hacer lo que tenía que hacer. Un riesgo era que me ensuciaran y otro que me mataran", sostuvo.

En el momento que determinó que abandonara provisoriamente la Aduana, Macri le aseguró a Centurión –un militar retirado por el que siente una gran estima por el trabajo que hizo como director de la Agencia Gubernamental de control porteña– que si la Justicia no hallaba pruebas lo repondría en su cargo.
Al Presidente le gustó la actitud del funcionario post marginación:
En todas las entrevistas que dio, Centurión dijo que respetaba la decisión presidencial y aseguró que esperaría el dictamen judicial.
"En eso Juan José tuvo un comportamiento bien verticalista, tal vez por su formación militar.
Nunca se le pasó por la cabeza cuestionar la autoridad de su jefe, pese a las dudas que envolvían el caso", decían días atrás en Olivos.

Su regreso a la Aduana representará un triunfo político para Elisa Carrió, la primera dirigente de Cambiemos que salió a proclamar su inocencia.
La diputada lo recibió en su casa de Exaltación de la Cruz días después de las denuncias –hasta se sacó una foto con él que enseguida se viralizó en Twitter– y aseguró que había sufrido "una burda operación de inteligencia".

El juez Lijo pareció dictaminar en esa dirección. "Las medidas probatorias dispuestas no han logrado vincular a Juan José Gómez Centurión a algún hecho delictivo de competencia federal", escribió el magistrado en una resolución de 34 páginas.

Gómez Centurión regresa, pero no la tendrá fácil.

Lo esperan demasiados desafíos internos.

No hay comentarios: