"De Argentina para el mundo..."

A poco de ganar las elecciones por el 54%, sugerí que debíamos Ver venir la administración de la presidente.

Lamentablemente, somos muchos los ciudadanos (no habitantes) quienes notamos que estamos y vamos mal…

¿Hacia dónde nos dirige la presidente de todos los argentinos…?

El pueblo quiere saber

...
Ver venir


Caricatura de Alfredo Sabat

domingo, 9 de octubre de 2016

Martes 11/10: #ParaQueNoTePase

Movilización por un registro de víctimas y contra la 'puerta giratoria'

Familiares de asesinados por delincuentes, María Luján Rey, Carolína Píparo, Matías Bagnato y Jimena Aduriz convocan a una marcha el martes 11/10 a las 18:00 en el Congreso para reclamar contra la inseguridad:
¿Puede funcionar hoy día esas movilizaciones que comenzaron en aquellos días (01/04/2004) cuando el asesinato de Axel Blumberg permitió cuestionar la ideología 'garantista' de los K y la corrupción en las fuerzas de seguridad que convivían con el delito?

Puerta giratoria, una práctica judicial que ya provoca indignación.
Casi 3 lustros de enormes frustraciones de los ciudadanos de a pie acerca de la seguridad indispensable.
Sucede que nada ocurrió desde entonces, periódicamente la inseguridad lidera la preocupación de los argentinos, los K se cansaron de designar jueces, secretarios y fiscales afines a su ideología mientras las fuerzas de seguridad sólo eran imaginadas como máquinas de recaudar dinero entre delincuentes (horrible lo que ocurrió con Daniel Scioli al frente de la Gobernación bonaerense) o fuente de sobornos por la compra de equipamiento (ídem).

Según Carolina Píparo, el reclamo es por protección y control, asistencia legal oficial a la víctima y registro de víctimas (hay un proyecto del Frente Renovador al respecto).
María Luján Rey también:
"Hay que saber cuántas víctimas hubo.
El Estado siempre es responsable.
Y si no tiene un registro, es como no reconocer su propio fracaso."
Matías Bagnato: "A ningún gobierno le conviene decir cuántas víctimas hay.
Además, queremos la participación de la víctima en todo el proceso."
Jimena Aduriz: "Estamos orientando la convocatoria no sólo a las víctimas. También al ciudadano común, al que no le pasó."

Desde aquel 2004 a la fecha, todo parece reducirse a enviar efectivos federales, en especial Gendarmería Nacional, al Gran Buenos Aires (aunque Prefectura Naval también se ha desplegado en Ciudad de Buenos Aires).
Pero las instituciones policiales siguen recaudando dinero del delito con la complicidad de jueces, secretarios, fiscales y políticos, que son socios en el macabro 'negocio'.
No existe la decisión política de arrasar con todo eso, cualesquiera sean las consecuencias. (1)
La gente comienza a percibirlo y queda entre espantada e inmovilizada.
¿Podrá romperse el hechizo?
Es muy importante avanzar en el reclamo de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, de reformar el Código Procesal Penal, de manera tal de restringir las excarcelaciones.
Es cierto el problema de la “puerta giratoria” judicial, y lo más grave es que detrás de principios morales e interpretaciones ideológicas, en el Poder Judicial hay tanta corrupción como en las fuerzas policiales.

Esto lo corrobora un texto del diario Clarín sobre la inseguridad en general, y la responsabilidad de jueces y fiscales (los de la 'puerta giratoria'):
"La credibilidad del Poder Judicial está en uno de sus peores momentos.
El 77% de los argentinos no confía en el sistema de justicia.
Solo el 3,1% tiene mucha confianza en el Poder Judicial.
El 15,1% apenas mantiene algo de confianza.
El juicio es bastante parejo entre los más críticos. Un 41,1% cree le tiene poca confianza y un 35,9% no le tiene nada de confianza.
El resultado lapidario ocurre con el telón de fondo del crecimiento de la preocupación de la gente por la inseguridad y surge de un estudio de opinión sobre dos mil casos realizado por la consultora Management & Fit para Clarín.
Los menores de 40 años son quienes menos confían en los jueces.
La credibilidad del Poder Judicial es inversamente proporcional a la mayor preocupación que hoy tiene, según la encuesta, la ciudadanía: la inseguridad.
Con el 34,5% es el tema que más inquieta a los argentinos.
La cifra impresiona, pero más aún el crecimiento respecto al mes anterior, el 16,1%, casi el doble.
En el Gobierno explican que la inflación empezó a retroceder y ya no un fantasma, sin tener en cuenta la multiplicación de casos violentos.

El ránking de preocupaciones lo completan la desocupación (14%);
la inflación (13,1%), que efectivamente se retrajo un 5,6%; y la corrupción (12,2%).
La pobreza (11,7%), cuyo índice del 32% se conoció semanas atrás solo preocupa al 11,7%.
El narcotráfico queda muy atrás, con el 3,1%.
La crisis del sistema judicial da lugar a una cifra más escalofriante: el 50,5% aprueba "la justicia por mano propia".
El 24,5% lo aprueba completo y el 26%, parcialmente.
Solo el 18,4% la rechaza por completo.
El 31,7% de los consultados cree que esos casos ocurren por la ausencia del Estado, mientras que el 27,4% cree que es por la desconfianza en la Justicia.
El agotamiento de la gente (23%) completa el ránking de justificaciones, pero es el primero en la provincia de Buenos Aires. El tema se instaló en la agenda mediática, judicial y política luego de dos casos que conmocionaron a la ciudadanía: el del médico Lino Villar Cataldo, que le mató de un disparo a un ladrón que irrumpió en su vivienda y el del carnicero Daniel Oyarzún, que persiguió y atropelló a un delincuente que le había robado 5 mil pesos.
El Gobierno tomó partido en ambos casos.
La ministra de Seguridad Patricia Bullrich señaló que el médico era "la víctima" y el presidente Mauricio Macri llamó a una radio y opinó que el carnicero, que estaba detenido, debía estar "en su casa con su familia y reflexionando".
La inseguridad hoy es la principal preocupación, pero no fue así durante todo el año.
En abril solo la identificaban como el peor problema el 13,3%, mientras que el 31,9% señalaba a la inflación.
En tanto, que la suba de tarifas alcanzó su clímax en mayo (19,2), cuando llegaron las primeras boletas. (...)".
(1)   Marcos Aguinis diagnosticó el tema de la JUSTICIA.
Justicia infectada

"La Justicia nos muestra que la Argentina ha sufrido, lo que en medicina llamamos septicemia:
La Justicia ha sido muy infectada (2)
Es tan grave que los corruptos o los socios de los corruptos dicen "que la justicia lo determine", porque saben que la justicia es mala y es lenta".
Si tarda 14 años en condenar a los corruptos

(2)   En noviembre/2003 padecí una septicemia generalizada de materia fecal (por el estallido de divertículos) y pus que llegó hasta mis pulmones. El médico tuvo que practicar una cirugía mayor abriendo mi tórax desde el diafragma hasta el pubis  para salvar mi vida. 
      Trabajó durante más de 6 horas para aspirar TODO.

PPara lograr desinfectar al Poder Judicial, será necesario practicar cirugía mayor renovando los nombramientos de los últimos 12 años e iniciarle juicio político a la procuradora general de la nación: Gils Carbó

No hay comentarios: