"De Argentina para el mundo..."

A poco de ganar las elecciones por el 54%, sugerí que debíamos Ver venir la administración de la presidente.

Lamentablemente, somos muchos los ciudadanos (no habitantes) quienes notamos que estamos y vamos mal…

¿Hacia dónde nos dirige la presidente de todos los argentinos…?

El pueblo quiere saber

...
Ver venir


Caricatura de Alfredo Sabat

martes, 29 de noviembre de 2016

Apocolocyntosis Divi Fideli - Parte IV

Envío de Oscar Fernando Larrosa/Facebook
Por Hadrian Bragation.

“Cuando recuperó la conciencia, el alma de Fidel hallábase en los campos:
Era su condena cosechar caña de azúcar hasta el fin de los tiempos, que nunca acaban, en un campo de trabajo, junto a Guevara.
¿Ves ahora por qué sangro?
La caña destroza mis manos, rompe mis rodillas, penetra mi piel como las lanzas.
Acostúmbrate; aquí aprenderás a sangrar.
Fidel lloró y protestó; jamás había ejercido profesión u oficio en su vida; nada sabía de cosechas y caña. 
Resignado, Guevara se vio obligado a ayudarlo…
Al cabo de unos cuantos años (en la eternidad el tiempo es más dilatado) ya podía cumplir con la recolección de la mitad de su cuota diaria, siempre entre lamentos y estertores.
Murió y resucitó varias veces (el alma también puede morir en la tristeza del trabajo forzado y monótono), pero no había dios a quien pedir clemencia ni revisión de su condena ni cese de su resurrección.

Guevara huía de él como de la peste, porque sangraba con profusión y cuando estaban juntos sus sangres se mezclaban y era, a la vez, cómico y patético verlos discutir en la inmundicia de la sangre y el estiércol y el deshecho de la caña por un sitio seco donde echarse a descansar antes de que los severos capataces retornaran para llamarlos de nuevo al trabajo.”


No hay comentarios: