"De Argentina para el mundo..."

A poco de ganar las elecciones por el 54%, sugerí que debíamos Ver venir la administración de la presidente.

Lamentablemente, somos muchos los ciudadanos (no habitantes) quienes notamos que estamos y vamos mal…

¿Hacia dónde nos dirige la presidente de todos los argentinos…?

El pueblo quiere saber

...
Ver venir


Caricatura de Alfredo Sabat

jueves, 8 de diciembre de 2016

“El pasado se hace presente…"

Juicio oral  a la mafia
Tucumán  – Argentina

OPINIÓN:
Hace más de veinte años en una entrevista en  la Revista -“Gente” – bajo el título “Me cansé de luchar solo” y en numerosos medios provinciales y nacionales -  a raíz de mi renuncia al cargo de juez de instrucción en mi provincia -, daba cuenta de una mafia reinante: el Clan Ale.
Sí, reinante, porque no solo se encuentra muy difundida sino que también impera en amplios sectores de la sociedad, en la que jamás alcanzó los alarmantes niveles que alcanza actualidad,
y lo que es peor,
el grado de resignación, de tolerancia y hasta de paciente aceptación con el que se la ve en estos día.

El día 16 de diciembre de este año la Justicia federal  le inicia a todo el “Clan” un juicio oral por los mismos delitos  por el cual en ese entonces le dicté la prisión preventiva en soledad desde un hotel con amenazas de muerte incluida ante el miedo de los fiscales intervinientes.
La sala de juicio oral con  el mismo espanto disfrazado de errores formales absolvieron a sus integrantes.
Lo que viene a ratificar y corroborar que  mi “renuncia” ante la impotencia  por  inacción de una justicia cómplice no estaba errada.
A la justicia ordinaria no se la teme, se la supone inocua (todo el mundo “confía en la justicia”)
Muchos, en realidad, confían en su torpeza.
Pasaron más de veinte años y siguen los mismos tentáculos de un pulpo putrefacto e invasor

En aquella oportunidad recibí terribles amenazas, que no me amedrentaron a pesar de perder un hijo. 
Pero aquella instancia pasó...
Ya no soy un funcionario de la justica ni mi función es la de juzgar a nadie.
Pero desde el día que renuncié al cargo de Magistrado  con la misma soledad de entonces y el “silencio de muchos”, desde mi estudio jurídico, ametrallado con numerosos  atentados de todos los signos, 
sigo y continuaré  querellando y acusando a la misma asociación y a  sus prolongaciones .
Sin embargo con el ánimo de hacerle frente de alguna manera a la putrefacción invasora, alguna táctica nueva debía aparecer.
Por lo que presenté en su momento ante la Legislatura un proyecto de “Comisión Antimafia
que fue aceptado pero nunca integrado.
Seguramente por las mismas razones.
Miedo o impunidad
Poder hoy sospechado y resignado  a la impunidad como si se tratase de una fuerza de la naturaleza.
La mafia también había  llegado al fútbol, llegando a manejar los hilos de uno del club más importante de la provincia.
La  corrupción “se estaba  haciendo carne en Tucumán y en   el país”. 

Para los que opinan que con esta lucha y los recuerdos de más de veinte años busco figuración les contesto:
¡Que sí la busco!
Caso contrario que sean otros abogados; partidos políticos, o el mismo estado o la justicia de oficio, que tanto hablan de corrupción “los que denuncien a las mafias” y se lleven las palmas por procurar a la sociedad la forma más adecuada posible de luchar contra este flagelo que a la “corrupción la están convirtiendo en el pan nuestro de cada día”.
Que hechos notorios como el caso Lebbos, Marita Verón, el Cura Viroche, las valijas de la legislatura; 
las actuaciones irregulares de Fiscales y jueces  y otros casos hayan inquietado a la opinión público poniéndola a la prensa en estado de constante vigilancia, es bueno y saludable.
Si la opinión pública no reacciona en contra de ellas sería muy difícil que se pudiera hacer algo por eliminarlas.
Y si efectivamente reacciona tendrá por delante una larga lucha, ya que las mafias no renuncian fácilmente a las conquistas que ella ha realizado, pero lucha que vale la pena librarse pues en ella se juega el destino de la patria de nuestros hijos.
Lo afirmo y sostengo “la lucha contra las mafias y la corrupción deben ser como la lucha por la vida”.

Sabemos que es perdida porque un día hemos de morir, pero el instinto nos lleva a buscar la salud.
Se debe mantener el estado de derecho y que no se permita de manera alguna la inmunidad de los bandoleros y de las mafias, que se burlan de los anhelos populares y  de la sociedad toda.

DR. Jorge B. Lobo Aragón

Ex fiscal; Ex juez; Ex secretario de seguridad;
Ex legislador creador de la Comisión Antimafia y Familia Menores y Discapacitados.
Ex Interventor  de Yerba Buena
jorgeloboaragon@hotmail.com

jorgeloboaragon@gmail.com

No hay comentarios: