"De Argentina para el mundo..."

A poco de ganar las elecciones por el 54%, sugerí que debíamos Ver venir la administración de la presidente.

Lamentablemente, somos muchos los ciudadanos (no habitantes) quienes notamos que estamos y vamos mal…

¿Hacia dónde nos dirige la presidente de todos los argentinos…?

El pueblo quiere saber

...
Ver venir


Caricatura de Alfredo Sabat

jueves, 29 de septiembre de 2016

Brillante la periodista Mónica Gutiérrez!

Y se armó la discusión por culpa de la pobreza e indigencia...


Que sí los KK’s
O los cambiemos.
Algunos retrocedieron hasta 1974
Población: 25.65 millones
Pobreza:    4%
Indigencia: 0.27%
Y al retornar a la democracia  (1983) Raúl Alfonsín creó las Cajas PAN
Población: 29,44 millones
Pobreza:      15%
29/06/2000 Herencia de Menem
Población: 32,7 millones
El 37 por ciento de la población urbana de la Argentina, que vive en ciudades de más de 5.000 personas, es pobre.
12 millones de ellos no tienen el ingreso suficiente para comprar una canasta básica de bienes y servicios.
En la Capital esa canasta para una familia tipo—matrimonio y dos hijos—es de 490 pesos mensuales.
29/08/2002 Presidencia Duhalde
Población: 37,63 millones  
El 53% de los argentinos está por debajo de la línea de pobreza
En apenas un año, hay 6,15 millones de nuevos pobres.
Ahora, existen 19 millones de personas en esa situación.
La indigencia subió a mayor velocidad aún.
Los más perjudicados son los niños
2015 Presidencia Kirchner 2003/2007
Poblacion: 43,41 millones
Pobreza 2004: 44,3 %
Pobreza 2007: 26,9%
Presidencia CFK 2007/2015
2008    2009    2010    2011    2012    2013    2014
23,4     23,4     13,9       30        30         30       30

Index Mundi – ARGENTINA Índice de pobreza
 1998  1999     2001    2003    2004    2005    2007   
   36       37       37      51,7    44,3     38,5     26,9    
2008    2009    2010    2011    2012    2013    2014
23,4     23,4     13,9       30        30         30       30
Septiembre 2016 – Presidencia MACRI
Población: 44,44 millones
Pobreza: 32,2%

En él mientras tanto, la mayoría de los administradores de la nación (presidentes, gobernadores, diputados, senadores y sus ministros, más hijos, choznos y entenados, se enriquecieron en forma inversamente proporcional al empobrecimiento de la ciudadanía y a los índices de pobreza.
Enriquecimiento imposible de demostrar por los ingresos percibidos en la función pública.
Hasta el momento, absolutamente ninguno se ha hecho cargo.
Los opositores continúan en campañas proselitistas para las elecciones intermedias/2019.

Las fuerzas de seguridad conviven y tranzan con la delincuencia.

Fiscal Nisman y su muerte
¿El Poder Judicial?
-          ¿Lo dejamos ahí? (Bernardo Neustad dixit)

Corina Rios

miércoles, 28 de septiembre de 2016

MALVINAS


Una nueva oportunidad y un desafío hacia la madurez.
Por el Embajador Fernando Petrella

Argentina ha vuelto a sus tradicionales vinculaciones occidentales.
Ello, sin desmedro de las históricas relaciones con Rusia, China, demás países en desarrollo y su gravitación en América Latina, defendiendo los arreglos pacíficos de los conflictos (FARC), promoviendo la democracia (Cuba, Venezuela y Nicaragua) y el mutilateralismo (Naciones Unidas, Organización Estados Americanos Mercosur y G20).
La respuesta a esa actitud ha sido rápida y, en cierto modo, sorprendente.
En menos de ocho meses de gobierno, Argentina ha recibido más visitantes de alto nivel que países más importantes en un año.
En todos los casos, se suscribieron documentos que implican compromisos en cuestiones muy sensibles (refugiados, no proliferación, Op. de Paz en Africa, contraterrorismo y narcotráfico).
Esto evidencia, por un lado, el vacío dejado en los últimos años y por el otro, el rol que Argentina aspira a cumplir en un mundo cada día más horizontal, complejo y desafiante.
Tanto el Congreso como la opinión pública se informaron de inmediato y en tiempo real.
Es entonces dentro de este contexto particular que debería analizarse la reciente convergencia argentino/británica – la última de muchas – con la esperanza que implique una nueva oportunidad para reencauzar, gradualmente, el conflicto del Atlántico Sur.

Analicemos los hechos que, felizmente, son por todos conocidos.
Mauricio Macri se entrevista con David Cameron y la Canciller Susana Malcorra con su contraparte británica (Recordemos que la última reunión de Alto Nivel había sido entre Carlos Ruckauf y Jack Straw en el año 2002, es decir, catorce años atrás).
El 2 de agosto pasado la nueva Primer Ministro Teresa May le responde una carta al Pte. Macri y la sugiere una agenda para el Atlántico Sur que “reconozca las diferencias (Cuestión de soberanía) y que estas sean tratadas con respeto mutuo y para beneficio de todos los involucrados”.
Sigue la Sra. May ..”esto incluye progresos hacia nuevos lazos aéreos entre las Malvinas (Falkland) y terceros países y la remoción de las medidas restrictivas sobre hidrocarburos”.
Vale decir, la carta no ignora las diferencias, no ignora el fondo de la disputa (“las diferencias”) y enlaza los temas de hidrocarburos y vuelos con la cuestión del cambio de status de las Islas que es el objetivo argentino.
Es, claramente, una carta redactada con extremo cuidado.
Estamos hablando de la diplomacia más sofisticada del mundo que propone en una nota formal, pero de tono muy cordial, una agenda de inicio para las conversaciones sin ignorar hacia donde, eventualmente, esas discusiones podrían conducir.

El siguiente paso fue el Comunicado Conjunto del 13 de septiembre negociado por el Vicecanciller Carlos Foradori y el Ministro de Estado británico Sir Alan Duncan .
En muchas ocasiones reuniones argentino/británicas concluían sin comunicado alguno o, peor aún, con comunicados divergentes.
Por su extensión y por la variedad de temas de indudable sensibilidad estratégica, la sustancia del documento es sumamente destacable.
Tampoco acá se ignora la cuestión de la soberanía al enmarcar el Comunicado en la Declaración Conjunta del 19 de octubre de 1989 y encuadrar la cooperación en “todos” los asuntos del Atlántico Sur de “interés reciproco”.
Si bien los comunicados no son invocables jurídicamente, desde un punto de vista político expresan la voluntad de dos Estados para orientar su accionar exterior en determinado sentido.
De allí, su valor y sus proyecciones.
Es, por lo tanto, inconsistente sostener que no se ha tenido en consideración la cuestión “de fondo”.
Ni el gobierno británico ni el argentino la han ignorado.
Ambos conocen de qué se trata realmente cuando las dos delegaciones se reúnen para conversar sobre la problemática del Atlántico Sur.
La diferencia actual consiste en que es la parte británica la que asume la iniciativa.

Los temas de hidrocarburos y vuelos no son nuevos en absoluto.
Se discutieron extensamente en los periodos 1973/1982 y posteriormente en 1989/2003.
Toda la documentación es pública (Ver Documentación obrante en Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales).
En consecuencia el Reino Unido no aparece “imponiendo” la agenda.
Simplemente ambos países están retomando - con un nuevo escenario regional y global lleno de interrogantes - las discusiones que dejaron a fines el año 2002 cuando el clima bilateral era complejo, pero todavía cordial y no gratuitamente confrontativo.
Toda negociación se inicia con los aspectos en que las Partes tienen interés aunque este sea divergente y nunca por el punto de ruptura .
De allí que el cambio de status de las Islas, objetivo argentino, podría darse después de un cuidadoso periodo de entendimientos formales sobre la temática global de las Islas.
Es decir al final y no al principio de las discusiones.

Este concepto ha sido explicado muchas veces en el pasado ( Ver CARI, “Diplomacia Argentina en Naciones Unidas 1991/2002”, 2008, pag 13, nota). Cabe recordar que de soberanía se conversó siempre durante los encuentros con las autoridades británicas. Con anterioridad a 1982 y a partir de 1989 estas nunca eludieron el tema y siempre esperaron propuestas graduales y realistas que, formalmente, no se produjeron. El buen clima en las relaciones y la voluntad argentina de involucrarse más generosamente ayudo para no eludir la soberanía. En 1993 un alto funcionario del Foreign Office expreso a los Isleños que una discusión de soberanía podía suceder en el futuro pero no por la fuerza (Ver CARI, documento citado, pag.25).
Lo expuesto explica la necesidad de procurar una buena relación con el Reino Unido si se desea avanzar en Malvinas y no seguir confrontando porque eso a nada conduce.
Por consiguiente, es con un enfoque esperanzador que deberían entenderse tanto la Carta de la Sra. May a Mauricio Macri, el tono conciliador del discurso presidencial, el encuentro “informal” posterior - sin precedentes en Naciones Unidas - y el tenor del Comunicado Conjunto del 13 de septiembre.
El gobierno de Cambiemos no debe sentirse “culposo” o reticente porque la relación se encamine positivamente, lo que ya incluye la posibilidad de un debate amplio sobre las “diferencias” es decir, la soberanía.

Caben ahora algunas reflexiones.
La primera es que la cuestión Malvinas es uno de los principales barómetros de la “madurez” de la política exterior argentina.
Esto , porque el accionar argentino ha “universalizado” de tal modo el tema, ha insistido tanto multilateral y bilateralmente, que el mundo sinceramente espera que los apoyos otorgados en los términos de la Res. 2065 para una negociación, sean orientados a esa finalidad y no “internas” políticas o a refugios “nacionalistas” estériles.
Por esto, la madurez exige de todos aprovechar esta nueva oportunidad, lo que no significa dar “carta abierta” o dejar de ejercer los controles que correspondan.
La segunda tiene que ver con la experiencia descolonizadora de las Naciones Unidas.
La misma demuestra que ninguna solución se logró sin coincidir en tres aspectos, a saber:
a) Respetar intereses;
b) Proteger minorías y
c) Concretar emprendimientos comunes a futuro.
Tener estas cuestiones presente ayudara a entender la sutileza de la diplomacia a ser ejercida respecto de la cuestión Malvinas.
La tercera consideración es que la Cláusula Constitucional no es un “cepo” para las discusiones entre argentinos y británicos. Dicha cláusula fija un objetivo al que solo se podrá llegar paulatinamente y por etapas cuidadosamente administradas por “todos los involucrados”.
Estamos frente a una nueva oportunidad para avanzar hacia una posible solución de la cuestión Malvinas, con madurez y voluntad de superación. No cabe desaprovecharla.

Pero esa madurez se la debemos, sobre todo, a los héroes de las Fuerzas Armadas que dejaron la vida para recuperar un territorio por una vía trágicamente equivocada.

¿DESCOMPOSICIÓN DEL TEJIDO SOCIAL?

Por Héctor Villarreal el 10 agosto, 2010
México

“Construid una casa de la cultura en cada colonia jodida del país y los jóvenes cambiarán las armas por pinceles, plumas y zapatillas de ballet”.

I
Toda mafia se sustenta en tejido social, no en su descomposición.
Así es tanto para los que se dedican a la piratería de productos y su comercialización como al narcotráfico, al liderazgo sindical o a la santidad patronal de capilla cultural.
Las organizaciones criminales se caracterizan precisamente por eso:
Por su —muy bien compuesto— tejido social.

II
 ¿En qué está el problema para la gobernabilidad?
¿En el tejido social, supuestamente descompuesto?
¿O en la porosidad o ineficacia del Estado de derecho?
Está en la ineficiencia del sistema de justicia.

III
Lección número uno de Durkheim: El hecho social.
El delito es un hecho social.
Aunque patológico, forma parte de la normalidad, tal como el castigo para quien lo comete.
Pienso que el castigo es, por lo tanto, preventivo por su capacidad de disuasión y correctivo por su capacidad de nulificación.
Pero si no hay castigo, ni se disuade ni se nulifica - por el contrario -, se fomenta.
En la medida en que haya castigo, este hecho social tendrá una frecuencia que permita una amplia gobernabilidad...
Pero en la medida en que no lo haya, se multiplicará hasta ponerla en riesgo.

IV
La guerra contra el narco o Mein Kampf de Calderón contra la delincuencia o crimen organizado (los delincuentes son los que se organizan, en realidad) es un paseo por el jardín mientras el sistema de justicia siga siendo ineficaz e ineficiente.
Y eso va de la prevención a la readaptación.
Lo dicho en este espacio, en mayo: 
“Si no pueden poner orden en las cárceles, no pueden poner orden en nada.
Si no pueden con los que están prisioneros, da igual a cuántos encarcelen si de todos modos siguen delinquiendo. 
El grado de civilización y desarrollo de un país se comprueba en sus prisiones”.
Ya se sabía que eran centros de capacitación, planeación, organización y mando criminal.
Pero ahora también consta que son espacios para el resguardo y protección de sicarios en servicio.

V
En un Informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) encuentro la siguiente definición de tejido social:
“Es el conjunto de redes personales, categoriales, estructurales, forma­les y funcionales, de iniciativas o asociativas y mixtas o inter sistémicas, que constituyen un activo para los individuos y la sociedad pues les permite ampliar sus op­ciones y oportunidades para mejorar su calidad de vida.
La sociedad existe como tejido social de sus ciudadanos y ciudadanas.
A mayor tejido social, más sociedad”.
Y, ojo, algo muy importante:
La descomposición del tejido social no es la causa sino el efecto de la delincuencia y de la impunidad, de acuerdo con la misma definición:
“El deterioro, debilitamiento o rompimiento del te­jido social significa el aislamiento del individuo de la sociedad debido a la pérdida de sus principales redes sociales, y de valores como la confianza y la solidaridad.
El tejido social también se debilita cuando las normas de convivencia ciudadana son irrespetadas y violenta­das impunemente, o cuando las leyes son fácilmente irrespetadas e incumplidas”.

VI
Pero, ¿alguna vez hubo un tejido social compuesto, o que no estuviera descompuesto?
¿De dónde o de quiénes proviene la idea de una “descomposición” del tejido social?
De las campañas televisivas y sermones sobre la gran familia mexicana.
Es una idea de evocación rousseauniana, así como la del buen salvaje en estado natural;
o del paraíso perdido, sin pecado, antes de que Adán se alimentara con un fruto hormonal.
¿En qué está el problema para la gobernabilidad?
¿En el tejido social, supuestamente descompuesto?
¿O en la porosidad o ineficacia del Estado de derecho?
Está en la ineficiencia del sistema de justicia.
El tejido social descompuesto es una metáfora conservadora, que en su versión intelectualizada reza:
El Estado dejó de ser paternalista y no asume su responsabilidad de macho jefe de hogar, condenando así a la sociedad a una orfandad en la que no se basta a sí misma para sobrevivir.
En su versión clerical, ya lo dijo el cardenal Sandoval, es el resultado de una crisis de valores.

VII
Me comenta una profesora de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez que uno de sus alumnos le dijo que es sicario.
Pues claro.
La criminalidad no es el resultado de la falta de oportunidades educativas, sino de la corrupción y la impunidad.

VIII
“La descomposición” es la nueva explicación favorita de periodistas balines, políticos e intelectuales.
La usan como muletilla cada vez que tienen que dar un discurso o redactar una nota, declarar a la prensa o pontificar.
Suena bien, suena razonable, suena creíble.
Es verosímil.
Especialmente si se añade con la meta causa y omni causa:
El diablo, ¡el neoliberalismo!

La usan como muletilla cada vez que tienen que dar un discurso o redactar una nota, declarar a la prensa o pontificar.
La ideología es infalible.
Como siempre, La Derecha, que según ellos es neoliberal, es la madre de todos los males.
De las ejecuciones, en este caso, según la narrativa:
Las políticas neoliberales son la causa de la descomposición social, la cual orilla a los jóvenes sin oportunidades a hacerse sicarios de algún cartel.
Lo que no dicen es que si de algo hay empleo en este país es de policía y en la policía.
No queda claro, pues, si las corporaciones de seguridad y el reclutamiento de quienes van a combatir a los sicarios resultan de un tejido social no descompuesto, o del descompuesto.
En la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM encontré volantes de mano que invitan a egresados a ingresar a la Secretaría de Seguridad Pública en su compañía de teatro, por comentar una anécdota.

IX
La propuesta (y fantasía) recurrente de los intelectuales es la de combatir al crimen con “cultura”.
Algo así como que el gobierno les pague mucho dinero (a ellos), así sea como funcionarios, por poner su obra, talentos y demás ante una sociedad de potenciales sicarios para que se convenzan de que más vale ser como ellos que como los capos de los carteles.

Construid una casa de la cultura en cada colonia jodida del país y los jóvenes cambiarán las armas por pinceles, plumas y zapatillas de ballet.


Ni ellos se lo creen, pero ¿qué tal si pega...?

martes, 27 de septiembre de 2016

Que nos sucede vida, que últimamente.

RAFAEL ALEJANDRO KOEN

Parafraseando a Palito, ya nos miramos indiferentes,  toda la euforia,  que  había dejado el triunfo de Macri, fue desinflándose, más rápidamente de lo debido, un poco por el eterno meter palos en la rueda del sindicalismo peronista, y otro mucho por las “macanas” en las que incurre el actual mandatario!!
Sin ir más lejos, al remanido sketch, del “Rin Raje”, eso de andar tocando timbres, y  cuando el vecino asombrado se encuentra con el Presidente, resulta que tiene una cámara a la espalda dentro de la casa!!
Ahora el papelón se lo mando en un bondi, quiso hacer la reprise de un mundo de 20 asientos, y  el Claudio Lebrino actual, se lo botoneo a todo el mundo, renegamos de la Kris por las cadenas y este también se manda sus buenas cagadas.
Todavía no puedo entender el negocio “chino” de poner a la Malcorra como canciller e ir a buscar la titularidad de la ONU,  en la cual nos estamos llevando  un “honroso cuarto puesto”, como decía aquel personaje de la TV “Andaaaaaaa”.

El país no es Boca Juniors, ni la CABA, y unir no significa continuar ni contuberniar,,,
Lástima que muy pocos recuerdan aquel micrófono abierto durante la grabación de un spot para  tu reelección a la conducción de la CABA,  cuando al finalizar dijiste “Ni yo me creo lo que dije” y en esa pequeña frase desconocida por la gran mayoría de los argentinos, esta la razón de tu actual fracaso.

Éramos el hazme reír del mundo con una presidente grasa y chabacana, y ahora se ríen de un presidente sin poder, o sin querer poder.
Dicen que mal de muchos consuelo de tontos, pero parece que Latinoamérica está gobernada por una troupe de saltimbanquis de los carteles de la droga y ahora en muy poco tiempo los EEUU pasará a ingresar a la lista, pero con dos enfermos mentales, el botarate de Donald Trump, y la cornuda de Hilary Clinton.
En cualquiera de los casos EEUU, no podrá remontar de la picada en que los metió Barak Obama un emulo de Bill Cosby,  y nosotros no podíamos ser menos.
Por una vez en la reputisima vida, ¿¿¿¿podremos juntarnos todos para salir adelante????
Un parto, merece una espera de nueve meses, esto es más que un parto..
Se debe tener paciencia y resignación, pero acá no tenemos ni una, ni la otra, la preocupación no es no tener que llevar para comer,  la preocupación es no bajar el estatus, o sea que lo que está en discusión es no reducir los Bienes Suntuarios.

Esta es la última oportunidad que tiene la república, para no convertirse, no en Venezuela, sino en Siria.
Dejen de poner palos a la rueda, castiguen a quienes pusieron al país de rodillas, den un ejemplo Sanmartiniano, no se dejen engañar…
Macri es solo la pasarela a la democracia, que los integrantes del Congreso lo acompañen, seria refundar la nación.
Hoy para muchos, criticar es ponerte en la vereda de enfrente, no asumen que la crítica, es una forma dar a entender que uno está atento a lo que ocurre, y que no se permiten desvíos.

Dios nos puso en este mundo, como al tábano sobre el noble bruto.

Que nos sucede vida, que últimamente.

RAFAEL ALEJANDRO KOEN

Parafraseando a Palito, ya nos miramos indiferentes,  toda la euforia,  que  había dejado el triunfo de Macri, fue desinflándose, más rápidamente de lo debido, un poco por el eterno meter palos en la rueda del sindicalismo peronista, y otro mucho por las “macanas” en las que incurre el actual mandatario!!
Sin ir más lejos, al remanido sketch, del “Rin Raje”, eso de andar tocando timbres, y  cuando el vecino asombrado se encuentra con el Presidente, resulta que tiene una cámara a la espalda dentro de la casa!!
Ahora el papelón se lo mando en un bondi, quiso hacer la reprise de un mundo de 20 asientos, y  el Claudio Lebrino actual, se lo botoneo a todo el mundo, renegamos de la Kris por las cadenas y este también se manda sus buenas cagadas.
Todavía no puedo entender el negocio “chino” de poner a la Malcorra como canciller e ir a buscar la titularidad de la ONU,  en la cual nos estamos llevando  un “honroso cuarto puesto”, como decía aquel personaje de la TV “Andaaaaaaa”.

El país no es Boca Juniors, ni la CABA, y unir no significa continuar ni contuberniar,,,
Lástima que muy pocos recuerdan aquel micrófono abierto durante la grabación de un spot para  tu reelección a la conducción de la CABA,  cuando al finalizar dijiste “Ni yo me creo lo que dije” y en esa pequeña frase desconocida por la gran mayoría de los argentinos, esta la razón de tu actual fracaso.

Éramos el hazme reír del mundo con una presidente grasa y chabacana, y ahora se ríen de un presidente sin poder, o sin querer poder.
Dicen que mal de muchos consuelo de tontos, pero parece que Latinoamérica está gobernada por una troupe de saltimbanquis de los carteles de la droga y ahora en muy poco tiempo los EEUU pasará a ingresar a la lista, pero con dos enfermos mentales, el botarate de Donald Trump, y la cornuda de Hilary Clinton.
En cualquiera de los casos EEUU, no podrá remontar de la picada en que los metió Barak Obama un emulo de Bill Cosby,  y nosotros no podíamos ser menos.
Por una vez en la reputisima vida, ¿¿¿¿podremos juntarnos todos para salir adelante????
Un parto, merece una espera de nueve meses, esto es más que un parto..
Se debe tener paciencia y resignación, pero acá no tenemos ni una, ni la otra, la preocupación no es no tener que llevar para comer,  la preocupación es no bajar el estatus, o sea que lo que está en discusión es no reducir los Bienes Suntuarios.

Esta es la última oportunidad que tiene la república, para no convertirse, no en Venezuela, sino en Siria.
Dejen de poner palos a la rueda, castiguen a quienes pusieron al país de rodillas, den un ejemplo Sanmartiniano, no se dejen engañar…
Macri es solo la pasarela a la democracia, que los integrantes del Congreso lo acompañen, seria refundar la nación.
Hoy para muchos, criticar es ponerte en la vereda de enfrente, no asumen que la crítica, es una forma dar a entender que uno está atento a lo que ocurre, y que no se permiten desvíos.

Dios nos puso en este mundo, como al tábano sobre el noble bruto.

Que nos sucede vida, que últimamente.

RAFAEL ALEJANDRO KOEN

Parafraseando a Palito, ya nos miramos indiferentes,  toda la euforia,  que  había dejado el triunfo de Macri, fue desinflándose, más rápidamente de lo debido, un poco por el eterno meter palos en la rueda del sindicalismo peronista, y otro mucho por las “macanas” en las que incurre el actual mandatario!!
Sin ir más lejos, al remanido sketch, del “Rin Raje”, eso de andar tocando timbres, y  cuando el vecino asombrado se encuentra con el Presidente, resulta que tiene una cámara a la espalda dentro de la casa!!
Ahora el papelón se lo mando en un bondi, quiso hacer la reprise de un mundo de 20 asientos, y  el Claudio Lebrino actual, se lo botoneo a todo el mundo, renegamos de la Kris por las cadenas y este también se manda sus buenas cagadas.
Todavía no puedo entender el negocio “chino” de poner a la Malcorra como canciller e ir a buscar la titularidad de la ONU,  en la cual nos estamos llevando  un “honroso cuarto puesto”, como decía aquel personaje de la TV “Andaaaaaaa”.

El país no es Boca Juniors, ni la CABA, y unir no significa continuar ni contuberniar,,,
Lástima que muy pocos recuerdan aquel micrófono abierto durante la grabación de un spot para  tu reelección a la conducción de la CABA,  cuando al finalizar dijiste “Ni yo me creo lo que dije” y en esa pequeña frase desconocida por la gran mayoría de los argentinos, esta la razón de tu actual fracaso.

Éramos el hazme reír del mundo con una presidente grasa y chabacana, y ahora se ríen de un presidente sin poder, o sin querer poder.
Dicen que mal de muchos consuelo de tontos, pero parece que Latinoamérica está gobernada por una troupe de saltimbanquis de los carteles de la droga y ahora en muy poco tiempo los EEUU pasará a ingresar a la lista, pero con dos enfermos mentales, el botarate de Donald Trump, y la cornuda de Hilary Clinton.
En cualquiera de los casos EEUU, no podrá remontar de la picada en que los metió Barak Obama un emulo de Bill Cosby,  y nosotros no podíamos ser menos.
Por una vez en la reputisima vida, ¿¿¿¿podremos juntarnos todos para salir adelante????
Un parto, merece una espera de nueve meses, esto es más que un parto..
Se debe tener paciencia y resignación, pero acá no tenemos ni una, ni la otra, la preocupación no es no tener que llevar para comer,  la preocupación es no bajar el estatus, o sea que lo que está en discusión es no reducir los Bienes Suntuarios.

Esta es la última oportunidad que tiene la república, para no convertirse, no en Venezuela, sino en Siria.
Dejen de poner palos a la rueda, castiguen a quienes pusieron al país de rodillas, den un ejemplo Sanmartiniano, no se dejen engañar…
Macri es solo la pasarela a la democracia, que los integrantes del Congreso lo acompañen, seria refundar la nación.
Hoy para muchos, criticar es ponerte en la vereda de enfrente, no asumen que la crítica, es una forma dar a entender que uno está atento a lo que ocurre, y que no se permiten desvíos.

Dios nos puso en este mundo, como al tábano sobre el noble bruto.

Servini de Cubría denunció:

Que raptaron al hijo del Fiscal Taiano para evitar la apelación en la causa contra Néstor Kirchner
 
– Lo declarado ayer por la jueza Servini de Cubria parece no haber alertado a muchos y es de una gravedad institucional y política de una magnitud que nos remite al crimen del Fiscal Nisman.
Reconoció públicamente que el hijo del Fiscal Taiano, encargado de apelar el sobreseimiento de Néstor Kirchner, fue secuestrado para extorsionar a su padre.
Puso al matrimonio Kirchner y sus gobiernos en general en categoría de mafiosos, al declarar que usaron métodos delictivos para impedir un procesamiento judicial.
Por Rubén Lasagno

En conversación con el periodista Sergio Wiñaski y Jorge Lanata en Mitre, la jueza Romilda de Cubría corrió el velo a una de las acciones más viles que puede tener un gobierno en contra de un ciudadano y especialmente si se trata de extorsionar a un Fiscal para que produzca el cierre de una causa por enriquecimiento ilícito, como la que en el 2005 se le instruía a Néstor Kirchner.

Cubría confirmó al aire por Mitre que el hijo del fiscal Eduardo Taiano fue secuestrado por tres sujetos en un auto un lunes previo a Semana Santa del 2005 para obligarlo a cerrar la causa contra NK….
Mientras el Fiscal ingresaba a la Fiscalía Nº 3 en el piso 5º de Comodoro Py, recibió un llamado de que su hijo no había llegado a la clase de matemática e inmediatamente desestimó apelar la causa por enriquecimiento ilícito que transitaba por el último día legal para desestimar sobreseimiento de Néstor Krichner.
Tal medida la había generado el Juez Ercolini sin siquiera poner bajo pericia contable la fortuna del entonces presidente durante el periodo 1995/2005.
Al no apelar ese último día, la causa cayó.
Ercoloni, sigue siendo juez y ahora se ha transformado en la espada de la justicia que va en contra de la ex mandataria nacional, esposa del corrupto y ella también inmersa en la misma mafia que gobernó el país y la provincia durante tantos años.

El hijo del funcionario judicial había sido levantado por tres delincuentes en un auto, secuestrado por algunas horas y el mensaje era que si su padre no desistía de la medida, su hijo moría.
Taiano hizo una denuncia por el secuestro, Ercolini cerró la causa por enriquecimiento de Kirchner; del secuestro nadie supo nunca más nada y todo siguió como su curso… hasta la muerte de Nisman.

Un poco más acá, al Fiscal Marijuan lo intimaron por teléfono de que si no abandonaba la causa contra Lázaro Báez, le iban a matar las hijas.
Fiscales y jueces lo saben, todo el mundo habla de esto en Comodoro Py, sin embargo, la justicia no actúa contra los ideólogos ni contra los ejecutores de esos crímenes.
Todos están libres, no hay sospechosos ni pistas de quienes cometieron tan grave delito.
¿Miedo o complicidad de los jueces?.
Si tiene miedo deben dar un paso al costado…
Sin son cómplices, deben ser apartados, juzgados y condenados.

En esta oportunidad la gravedad queda de manifiesto porque las declaraciones no son de un periodista o un político, salen de la boca de una Jueza Federal, a quien debiera caberle, junto con sus pares, un juicio político por no haber actuado sabiendo de esta situación, a la par que esta mañana un Fiscal tendría que estar actuando de oficio para hacer la denuncia y pedir la reapertura de la causa por enriquecimiento ilícito, debido, precisamente, a las declaraciones realizadas por un magistrado de la nación, que marca, de alguna manera, lo que algunos años después selló el destino de otro fiscal:
Alberto Nisman, a quien mataron de forma alevosa y aún hoy no se tiene la menor pista de lo que pasó.
Luego de las declaraciones de Servini, entendemos por qué lo mataron y nunca se supo nada.

Cubría dijo que tres causas contra los Kirchner por el mismo delito de enriquecimiento fueron cerradas y quedó flotando en el ambiente, el hecho de que en todos los casos hubo extorsión de parte del estado mafioso que integró la familia presidencial con sus funcionarios y políticos amparados en la impunidad que supieron desarrollar durante más de una década al mejor estilo de los cárteles colombianos, cuyo lema era “plata o bala”.

Pero la jueza con sus “confesiones” le tiró una palada de tierra a la justicia en general, a los jueces en particular y ella misma se auto flageló, cuando dijo “ya no se acerca nadie a presionar ni a decir nada; ahora podemos trabajar tranquilos”.
Quiere decir que antes no hicieron lo que debían hacer porque aceptaban la presión, la extorsión y aquí no solo debemos convenir, muchos jueces han cambiado sus decisiones o no han actuado, por haber recibido plata.

Sin reparar en su investidura, Servini de Cubría, reconoció que el gobierno anterior actuó delictivamente en contra de jueces y la propia justicia, pero no se puso en el lugar que una jueza debe tomar, en caso de tener conocimiento de que sus colegas son o fueron presionados, amenazados o como en este caso, la existencia de una denuncia por secuestro para que un fiscal no interponga un recurso que dilate la causa por enriquecimiento ilícito de un integrante del poder político, no haya hecho nada, solo callar y hablar ahora que ha transcurrido el tiempo y lo responsables no están más en el gobierno.

Está claro que el gran problema de este país se centra en la justicia y en los jueces y fiscales encargados de impartirla.
La corrupción judicial ha llevado a que Argentina sea un país donde exista la anomia, pero no por falta de leyes que organicen a la sociedad, sino por falta de la aplicación de esas leyes y la inexistencia de jueces probos.

Lo dicho por la jueza Servini de Cubria, parece no haber recalado en la sociedad con la importancia y la gravedad que tienen sus palabras, el reconocimiento de los hechos y la vaguedad que le asigna a su implicancia.
Como jueza de la nación, Cubría debería estar siendo acusada hoy y con ella todos los jueces y fiscales que no han cumplido ni cumplen con su trabajo pero pasan por caja todos los meses y otros como Oyarbide, Zafaroni y muchos más, que se amparan en la jubilación para asegurarse el futuro después de haber pertenecido a la banda que asoló este país es la última década, pero que ya venía de la época menemista.

¿Cómo no pensar en Nisman después de estas confesiones brutales de una jueza de la nación?.
¿Cómo no entender que en Argentina pueda pasar, que a dos años de un magnicidio, las mismas autoridades del gobierno y sus cómplices, hayan revuelto todo, complicado la investigación, confundido y ocultado todo para que nada salga a la luz?.

El antiguo escrito español Francisco de Quevedo, dijo con total certeza “Menos mal hacen los delincuentes que un mal juez”.
Los malos jueces, nos han llevado a los argentinos a sufrir la peor especie corrupta de la política y el empresariado, a vivir en la inseguridad y la inmundicia de la corrupción y a que todos los ladrones y delincuentes que han azotado al Estado, estén libres e impunes.

(Agencia OPI Santa Cruz)

lunes, 26 de septiembre de 2016

DECIR LA VERDAD

Contar la realidad
Aristóteles enseñó que la única verdad es la realidad, por lo que es verdadero aquello adecuado a lo real.
Lo que no es verdadero es  falso, y quien afirma una falsedad miente.
Por lo tanto los juicios son verdaderos o falsos, como las expresiones, los dichos y cualquier exposición humana.
Pero en este mundo post moderno, a despecho de la realidad, se ha creado una categoría gris de juicios y afirmaciones que no son tan verdaderas ni tan falsas.
Hay como un punto intermedio en el cual caben situaciones poco claras, no determinadas o semiocultas.
Pero en realidad la verdad se afirma, se niega o se oculta.

Negar u ocultar la verdad es atentar contra la misma, y entra en la misma valoración de lo falso, es decir mentir.
Si bien la mentira es manifestar lo contrario de lo que se sabe, cree o piensa y su objetivo es conducir al error o falsificar alguna cuestión, como fingir o disfrazar una cosa, debemos señalar que también es mentir no comunicar a alguna persona algo a lo que tiene derecho a saber.
Esta ocultación es también una mentira, porque cuando alguien no quiere que una situación se sepa, la oculta, y este ocultamiento de la verdad lo pone en una situación más fácil ya que no debe crear otra escena, ni recordar la falsedad que se pudo decir, porque simplemente no dijo nada, pero era su deber comunicarlo.
La excusa es que no se dice nada falso, entonces mi actitud y mi comportamiento no es malo.
Pero a veces no basta con el ocultamiento, y para evitar que otro llegue a la conclusión que uno le ha negado, o porque hay una evidencia que algo sucedió, se falsea la verdad y se crea otra realidad ficticia.

Hay que distorsionar la verdad y crear una falsedad, para hacer creer algo que no es cierto.
Son pequeñas trampas de la mente en relación con nuestra conducta y con la valoración que se da a las mismas, tanto por nosotros  como por los demás.
No he hecho ni dicho nada de malo, sólo mantuve en secreto, para mí, una información.
El error conceptual es no comprender que el conocimiento de esa información era necesario y que había quien tenía derecho a saberlo, para a partir de dicha información adecuar su conducta y su acción.
Y si no pudo hacerlo, o lo hizo mal, ha sido por no haber recibido la verdadera realidad.
A veces ocultar nos lleva a tener que falsear y dar datos erróneos.
Porque la realidad es una, puede verse desde distintos lugares, tener distintos matices, ser valorada de manera diferente pero la verdad es que hay una sola realidad que hace a la verdad de las cosas.
Un acontecimiento puede ser considerado  bueno y digno, pero hay quien piense que no es bueno y otros que creen que es inocuo o indiferente.
Son valoraciones subjetivas, principios o ideas, o apreciaciones que todos los seres humanos tenemos, pero el sustento de esa apreciación, el hecho que dio motivo a las diversas interpretaciones es uno sólo, y no puede falsearse ni ocultarse.

El hombre debe aprender a ver y contar la realidad y a diferenciarla de la interpretación que le dé.
El suceso debe ser expuesto con absoluta veracidad y tal cual, y aquello que sentimos o lo que pensemos de él, o como nos afecte, formará parte de otro apartado que hace a nuestros ideales, a nuestra doctrina, a lo que apetecemos o deseamos.
Decir la verdad es un acto moral, un comportamiento ético, que muchas veces se deja de lado porque se cuenta la interpretación que le damos.
Contamos no los hechos en sí, sino lo que nos parece que fueron, y más aún lo que hubiéramos deseado que fueran.
Está bien añadir al relato de los hechos lo que pensamos y creemos y lo que interpretamos, pero relatarlos desde nuestra interpretación, en lugar de contar la realidad es falso, es mentir lisa y llanamente.
Por eso debemos ser honestos con nosotros y con los demás y diferenciar el hecho en sí de aquello que interpretamos.


Elias D. Galati

La herencia K no se arregla con parches

Por Roberto Cachanovsky

La pregunta es:
¿Qué quieren los políticos, cobrar más impuestos o crear puestos de trabajo vía inversiones?

El 24 de marzo de 2001 se sancionaba la ley 25.413, conocida como ley de competitividad, que incluía el impuesto el impuesto a los créditos y débitos bancarios, más conocido como impuesto al cheque.
En su artículo 7 decía textualmente:
“Los artículos 1º a 6º de la presente ley entrarán en vigor desde el día siguiente al de su publicación y tendrán efecto para los créditos y débitos efectuados hasta el 31 de diciembre de 2002”.
Es decir, el impuesto al cheque iba a durar hasta el 31 de diciembre de 2002.
Las sucesivas prórrogas han hecho que la ley ya esté por cumplir 15 años de emergencia.
Como sabemos, no hay nada más permanente en Argentina que las leyes impositivas transitorias.

La semana pasada, los legisladores peronistas unieron fuerzas para pedir que, entre otras cosas, el impuesto al cheque sea coparticipable, con lo cual este impuesto es candidato a ser eterno.
No lo saca nadie más, porque en Argentina ningún político tiene la más mínima intención de bajar el gasto público.
Solo saben aumentar impuestos y por eso están ahogando al sector privado que es el que mantiene al sector público.
El empleo público se disparó en la era K, partiendo ya de un punto muy alto, en los tres niveles de gobierno, pero sin duda las provincias y los municipios son los que llevan la delantera en mantener empleados en los que sobran más de la mitad de lo que se necesita para administrar la provincia o el municipio.
El argumento para no reducir la planta de personal en municipios y administraciones provinciales es que al no crearse nuevos puestos de trabajo, la gente quedaría desocupada y habría conflictos sociales.
Pero, al mismo tiempo, como para mantener esa legión de empleados públicos hay que lograr inversiones y las inversiones no vienen con esta carga impositiva, estamos en un círculo vicioso que no puede resolverse.
En todo caso, la situación irá empeorando cada vez más hasta que el peso del estado sea tan grande sobre el sector privado y lo haya reducido a su mínima expresión, que todo termine igual en una crisis social
La misma crisis social que hoy se quiere evitar no reduciendo la planta de empleados públicos.
Es que va a llegar un punto en que el sector privado no generará la riqueza suficiente como para bancar al sector público.

Me parece que el gobierno está enredado en este lío, con el agravante que a medida que va pasando el tiempo siguen cayendo los puestos de trabajo en el sector privado.
Es decir, el que ajusta es, como siempre, el sector privado porque el sector público es la vaca sagrada que nadie puede tocar, lo que no quiere decir que, finalmente, no terminemos en una crisis social por desocupación en el sector privado.
Así nunca van a poder resolver el problema.
Si el sector privado se achica y no pueden reducir los impuestos porque hay que bancar a los empleados estatales, entonces estamos en el horno.
Tampoco es solución la obra pública financiada con deuda pública, porque si bien puede ser que en el corto plazo la actividad económica aumente transitoriamente, absorberá gente que quedó desocupada del sector privado, seguirá el mismo plantel insostenible de empleados públicos y cuando se acabe el financiamiento volveremos al punto de partida con el agravante que quedó la deuda más los interés a pagar.
Es decir, vamos de cabeza a otro default.

Si no quieren asumir el costo político de llevar a cabo una verdadera reforma del sector público que lo transforme en algo útil para la gente y eliminar su sobre dimensionamiento, la opción es la que propuse un par de lunes atrás.
Que el BCRA se retire del mercado de LEBACs, baje la tasa de interés, deje flotar libremente el tipo de cambio y buscar la salida por el lado de las exportaciones.
Puede ser que, transitoriamente, se escondan las ineficiencias de la economía detrás de un tipo de cambio más alto, pero si aprovechan ese tiempo para realizar reformas del estado y del sistema tributario, pueden lograr algún flujo de inversiones que cambie la situación y permita una mejora en el sector privado.
De todas maneras, me parece que acá va a haber que hacer algo heroico en materia de reformas estructurales.
Por un lado hay que bajar la desocupación en el sector privado.
Por otro lado hay que absorber a todos los jóvenes que se incorporan al mercado laboral anualmente.
En tercer lugar, los que viven de planes sociales tienen que encontrar trabajo y, finalmente, pasar a gran parte de los empleados públicos del sector público al sector privado.
Eso requiere de un fenomenal flujo de inversiones para crear miles y miles de puestos de trabajo a lo largo de los años para solucionar la herencia recibida.

El sistema no da para más parches.
Por ahora lo único que saben hacer los políticos es cobrar más impuestos.
La pregunta es: ¿qué quieren, cobrar más impuestos o crear puestos de trabajo vía inversiones?
Si lo que se quiere es lo segundo, hay que cambiar el eje de lo que se está haciendo, implementar un plan económico consistente y saber comunicarlo para hacerle entender a la población el enorme problema laboral que hoy tenemos y que, de continuar por este camino, seguirá agravándose.


La herencia K es lo suficientemente letal como para no tomarla en serio y querer arreglarla con parches.