"De Argentina para el mundo..."

A poco de ganar las elecciones por el 54%, sugerí que debíamos Ver venir la administración de la presidente.

Lamentablemente, somos muchos los ciudadanos (no habitantes) quienes notamos que estamos y vamos mal…

¿Hacia dónde nos dirige la presidente de todos los argentinos…?

El pueblo quiere saber

...
Ver venir


Caricatura de Alfredo Sabat

sábado, 15 de octubre de 2016

Cristina y Andrea en la universidad

Del editor al lector
Ricardo Roa

Cosas que nos dejó el kircherismo y de las que no nos habíamos dado cuenta.
Entre otras “la recuperación y modernización del sistema ferroviario”,
“la disminución de la desigualdad social”
y el “crecimiento de las reservas”.
Las acaba de descubrir la Universidad Nacional de Quilmes ¿y para qué? 
Para darle el título de doctor honoris causa a Cristina Kirchner.
Ya que estaba, podrían haber puesto doctora.

Cosas que pasan en el Conurbano y que nunca pasaron en la UBA.
Fue días atrás, en un acto político con escenografía académica.
Cristina está en campaña.
Y creen que así la ayudan.
Pero tendrían que haber elegido mejores argumentos.
Y además encontrarlos.

La recuperación y modernización ferroviarias no aparecen por ninguna parte, como lo sabe y sufre cualquier usuario.
Tampoco aparece o aparece todo lo contrario en los servicios de larga distancia que prácticamente han desaparecido.

Lo que sí aparece y de la peor manera es la falta de inversiones y de mantenimiento de los trenes:
51 muertos y casi 800 heridos de Once por vías y material rodante obsoletos.
Una docena de funcionarios de Cristina fueron condenados por eso.

Sobre la disminución de la desigualdad social habla la decisión de ocultar los datos del INDEC  
También habla el 30% de pobres que ahora se sabe dejó Cristina.
Y finalmente las reservas:
Basta recordar el cepo, las trabas a las importaciones y los yuanes chinos que ella pidió de apuro para inflar las cuentas del Central.

La Universidad de Quilmes incluye en este increíble menú de méritos “la estatización de Aerolíneas” que fue y es un barril sin fondo y a la que bancó y banca el Estado.
O sea: que bancamos todos, incluidos los millones que no usan el avión.
También la estatización de YPF que en realidad festejaron mucho más los españoles de Repsol que se alzaron con una indemnización monumental.

Las universidades del Conurbano recibieron de los Kirchner una montaña de plata para encargos que de a poco salen a la luz, como las películas de Andrea del Boca financiadas por De Vido.
Extensión de la corrupción al mundo académico:
Agencia de colocaciones para militantes y presta nombres para triangular compras y saltar controles y hacer cualquier cosa.

Quilmes y Avellaneda siguen haciéndolo con esta distinción. 
Las manejan dos rectores camporistas: Mario Lozano y Jorge Calzoni.
Uno se prepara para ser candidato y otro es puntero del intendente Ferraresi.
Aviso a los dos:
A De Vido le está faltando su honoris causa.
Es fácil de argumentar: Comparte los méritos con su jefa.
Sólo que en este caso sería arquitecto honoris causa.

No hay comentarios: